La diputada andaluza Soledad Pérez reivindica junto a PRODE las oportunidades en empleo y autonomía personal que ofrece la nueva ley andaluza de Discapacidad Pozoblanco,

La diputada socialista en el Parlamento de Andalucía y portavoz de Igualdad y Políticas Sociales, Soledad Pérez, ha visitado las instalaciones de PRODE en compañía de la diputada provincial Auxiliadora Pozuelo.

El presidente de PRODE, Blas García, reivindicó la necesidad de aprovechar las oportunidades que concede la nueva ley andaluza de Derechos y Atención a las Personas con Discapacidad, aprobada hace cuatro meses. Destacó la contribución que PRODE puede realizar para mejorar todo lo que queda por hacer a favor de las personas con discapacidad, especialmente en los ámbitos de formación, ocupación, empleo y vida independiente; una contribución que ya comenzó con las V Jornadas PRODE, en las que se abordaron experiencias nacionales de referencia en dichos ámbitos.

“Tenemos que compartir con los poderes públicos el conocimiento que estamos adquiriendo, sobre todo ahora, con el desarrollo de la nueva ley: es el momento”, enfatizó Blas García, quien destacó el compromiso de PRODE con el empleo, especialmente de personas con discapacidad intelectual y enfermedad mental.

Por otro lado, la diputada provincial Auxiliadora Pozuelo destacó el compromiso presupuestario de las instituciones y la necesaria complicidad de estas con las entidades que trabajan en el ámbito de la discapacidad. Destacó que la Diputación de Córdoba impulsa ya junto a PRODE proyectos relacionados con la vida independiente y formación de personas con discapacidad. Igualmente, subrayó el compromiso de la Diputación de Córdoba con la eliminación de barreras arquitectónicas o la ayuda a domicilio.

Soledad Pérez, portavoz del Políticas Sociales del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz, recordó cómo, hace años, una experiencia piloto de prácticas de personas con discapacidad intelectual en la administración andaluza llevada a cabo junto a PRODE se ha acabado convirtiendo en un derecho, materializado en la reserva de empleo para personas con discapacidad del 10% que recoge la nueva ley. Sin embargo, en contraste con el empleo público, recordó que sigue fallando el empleo privado de personas con discapacidad, cuya tasa de actividad se encuentra algo por encima del 30%. “Seguimos mirando la discapacidad desde lo que no se puede hacer, y no miramos a las personas en función de sus capacidades, de sus habilidades”, declaró.

Por ello, para mejorar la tasa de actividad y el empleo de las personas con discapacidad, la diputada pidió colaboración a PRODE para concretar vías de acceso al empleo y a la formación de las personas con discapacidad. Paralelamente, reivindicó que la empresa privada se acerque a PRODE para contratar a personas con discapacidad debidamente formadas, para lo cual consideró necesario que entidades que trabajan en el sector ofrezcan un servicio de formación dirigido a las personas con discapacidad.

Asimismo, Soledad Pérez destacó que, además del empleo, otra de las grandes prioridades de la nueva ley de andaluza de Derechos y Atención a las Personas con Discapacidad es el impulso de la autonomía personal de las personas con discapacidad, a través de un sistema de apoyos en el propio domicilio.

Ir a la barra de herramientas