Sánchez Haro aplaude el “empeño” y el papel de Covap como “vanguardia” de la digitalización agroalimentaria andaluza

El consejero apuesta en las jornadas de la cooperativa del Valle de Los Pedroches por la economía circular como fuente de sostenibilidad y empleo

 

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha aplaudido el “empeño” y el papel “fundamental” de la Sociedad Cooperativa Andaluza (SCA) Ganadera del Valle de Los Pedroches (Covap) como “vanguardia” de la digitalización del sector agroalimentario andaluz. “Es una clara muestra de integración, de carácter emprendedor y de apuesta por la innovación y el máximo aprovechamiento de los recursos”, ha remarcado en la clausura de las XXV Jornadas Técnicas promovidas por esta entidad cordobesa, en esta ocasión, con la economía circular (reducción, reutilización y reciclaje) como centro del debate.

Sánchez Haro ha destacado que Covap, reconocida como Entidad Asociativa Prioritaria de ámbito estatal, es un “firme referente” del creciente proceso de implantación de las nuevas tecnologías en el tejido agroindustrial de la comunidad autónoma. Cuenta, según ha subrayado, con herramientas “para gestionar, tomar decisiones más rápidas y acertadas y para pasar de la producción a la comercialización de forma ágil y adecuada”. El consejero ha aludido, con ello, al proyecto Big Dairy, dado a conocer en la Andalucía Digital Week celebrada esta semana en Sevilla, como una estrategia aplicada a la producción ganadera de vacuno de leche que arroja luz sobre los pasos a dar en todo el proceso. De la mano del plan Covap 45, la meta final es conseguir una mejor leche, un mejor bienestar animal y una mejor calidad de vida del ganadero.

Con este hito, al que se suma la participación de la cooperativa del Valle de Los Pedroches en un Grupo Operativo de Innovación sobre nuevas medidas y técnicas de control de la tuberculosis bovina, que dispone de una ayuda de 238.000 euros, Rodrigo Sánchez ha enlazado con “el acierto, la necesidad y la vigencia” de la economía circular frente a la lineal basada en el principio tradicional de extraer, fabricar, usar y tirar. El responsable autonómico ha puesto sobre la mesa las medidas en las que trabaja el Gobierno andaluz para hacer frente al déficit hídrico a través del apoyo a inversiones para la utilización de aguas regeneradas o, en el caso del Valle de Los Pedroches, el arreglo de los pozos para abrevaderos.

Desde Andalucía, como ha aseverado Rodrigo Sánchez, “llevamos tiempo anticipándonos a esta situación”, con un modelo que “no sólo reduce el consumo de recursos, sino que también ofrece oportunidades de generación de empleo”. Son múltiples los ejemplos, como el aprovechamiento de los destríos de las centrales hortofrutícolas, mezclados con paja y sometidos a un proceso de ensilado, como alimento nutritivo para el ganado. La agricultura, la ganadería y la agroindustria de la región, en definitiva, “ya contribuyen de un modo decisivo a la economía circular, pero hemos de dar nuevos pasos en la gestión de estos elementos y abrir nuevos mercados a los bioproductos para que el sector siga creciendo de manera sostenible”, ha rematado el consejero.

 

Ley de Agricultura y Plan de la Agroindustria

Sánchez Haro ha insistido, en este sentido, en los retos de la mejora de la eficiencia y la dimensión, el impulso de la innovación y la digitalización y la protección del medio ambiente. Este último es, precisamente, uno de los objetivos con los que nace la futura Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, la mejora de la sostenibilidad de las actividades agrarias a través del tránsito hacia una economía circular basada en el “cierre del ciclo de vida” de los productos, los servicios, los residuos, restos y subproductos, los materiales, el agua y la energía. De igual modo, y en el marco de la función social de la cadena alimentaria, “se obligará a determinadas superficies comerciales e industrias a donar los excedentes con fines sociales”, sin olvidar que las industrias tendrán que elaborar planes para la reducción de desperdicios de alimentos.

Junto a ello, el Plan Estratégico para la Agroindustria de Andalucía. Horizonte 2020, contempla la bioeconomía y la economía circular como desafíos de futuro. Un punto en el que la comunidad autónoma, ha resaltado el consejero, parte de unas “buenas condiciones”. Así lo pone de manifiesto, ha argumentado, el hecho de que la Comisión Europea (CE) “nos haya elegido como región modelo de demostración, por nuestra profesionalidad, nuestro horizonte de crecimiento y nuestro compromiso con la innovación y la investigación”.

El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural se ha referido, además, al “apoyo decidido” a la dehesa con un Plan Director dotado en Andalucía con un presupuesto de 86 millones de euros para mejorar la viabilidad económica de las explotaciones y las actividades productivas, impulsar la cohesión territorial y la conservación del ecosistema y fomentar la cooperación, la investigación y la innovación. Unas actuaciones que se ven complementadas por el proyecto LifeBiodehesa (7,9 millones de euros) y las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC) que reciben los pastos y la cabaña ganadera (119 millones de euros al año).

La economía circular encuentra otro pilar en los incentivos que la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural dirige a la modernización del tejido agroindustrial. Éstos, como ha recordado Rodrigo Sánchez, priorizan las inversiones que asumen este modelo de reducción, reutilización y reciclaje en su proceso de producción, medidas de ahorro energético, el uso de energías renovables en la transformación, comercialización o desarrollo de productos agrícolas, la eficiencia hídrica, la gestión de restos vegetales y la valorización de residuos agrarios y agroalimentarios.

Covap

Covap, con 15.904 socios y 663 trabajadores, se erige en la mayor cooperativa de primer grado de España y, con una facturación de más de 400 millones de euros (el 50% correspondiente al área de lácteos; el 30%, al de alimentación animal; y el 20%, al de cárnicos e ibéricos), en la decimocuarta empresa andaluza en general y la segunda de la rama agroalimentaria. Tiene acuerdos comerciales con más de 30 países, incluido Estados Unidos, donde, con autorización para la venta de carne de porcino bajo su marca Esencia Única, cuenta con el segundo centro de transformación cárnico homologado para la exportación de productos elaborados.