Ir a la barra de herramientas

El Slow Music entrega 1.500 euros para la reparación del tejado de la parroquia de San Bartolomé

El Ayuntamiento y la Cofradía del Cristo de Medinaceli impulsarán otras actividades de recaudación de fondos

. El Slow Music de Pozoblanco se compromete desde la presente edición a conceder fondos solidarios a obras sociales de la localidad, una iniciativa que en esta primera ocasión ha donado 1.500 euros a la Hermandad del Nuestro Padre Jesús Rescatado “Cristo de Medinaceli” para la reparación de la cubierta de la parroquia de San Bartolomé, que alberga al titular de la hermandad.

El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, junto al concejal de Promoción y Turismo, Eduardo Lucena, y el promotor musical del Slow han hecho entrega del cheque nominativo al presidente de la hermandad, Fulgencio Ranchal, quien ha agradecido la donación advirtiendo que la cubierta de la parroquia de San Bartolomé se encuentra en un estado “muy deteriorado” y que necesita una actuación inmediata, dado que en el mes de marzo se derrumbó parte del actual falso techo, siendo ésta la primera actuación a considerar.

Santiago Cabello ha señalado que esta donación viene a sufragar una parte de la restauración de la cubierta. Ha anunciado además que el Ayuntamiento colaborará con la siguiente actividad que tiene pensado realizar la cofradía pozoalbense, aportando material para una rifa solidaria que se pondrá en marcha en breve.

El concejal de Promoción  y Turismo, Eduardo Lucena, ha indicado que esta donación social por parte de la promotora musical será el inicio de una serie de colaboraciones en las siguientes ediciones del festival de música, aportando así un valor más al Slow Music Pozoblanco.

El presidente de la Hermandad del Cristo de Medinaceli, Fulgencio Ranchal, ha señalado por último que aún no se cuenta con un proyecto de obras de restauración definitivo, ante lo cual se irán recaudando fondos mediante actividades solidarias. Ranchal, que ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento, ha añadido que estas acciones servirán para sufragar la actuación final que se decida por parte del Obispado y hacer frente de la mejor manera posible al estado de deterioro que presenta la cubierta.