Adroches valora la complicación en la aplicación de las ayudas LEADER

La Asociación Adroches ha hecho público un comunicado, que reproducimos en su totalidad, donde expone varios puntos en referencia a la complicación de aplicación de las ayudas LEADER:

Adroches valora la complicación en la aplicación de las ayudas LEADER

“La Junta Directiva de la Asociación Adroches-Grupo de Desarrollo Rural de Los Pedroches, ante la situación que vienen arrastrando los GDR´s, así como la aplicación de las ayudas LEADER en los territorios rurales, quiere hacer públicas las consideraciones que entiende necesarias para solucionar los problemas a los que el GDR Los Pedroches tiene que hacer frente.

El espíritu de estas ideas es el de aportar una visión constructiva que permita la subsistencia de ayudas que vienen a ser fundamentales para territorios como la comarca de Los Pedroche haciendo, de esta forma, suyas las demandas que las personas promotoras y el conjunto del tejido social están transmitiendo al propio Grupo.

En este marco, la Junta Directiva del GDR quiere exponer que:

  1. La situación por la que atraviesan los Grupos de Desarrollo Rural es crítica ya que su papel se está viendo reducido a ser meros intermediarios sin capacidad de decisión ante el exceso de control y burocracia que se ejercen desde otros ámbitos perdiéndose así la idiosincrasia de los grupos y las propias ayudas ya que las decisiones se toman alejadas del territorio y sin el conocimiento que ello implica. Lo que genera desánimo a la hora de presentar solicitudes de ayuda a la iniciativa LEADER.
  2. Esta situación está derivando en una pérdida del enfoque inicial de las ayudas del LEADER, que nacieron como unas ayudas ágiles y ahora han perdido esta consideración porque han quedado incluidas en la propia estructura de la Administración. La excesiva burocracia, los controles repetitivos, ajenos incluso a lo que marca Europa, y la dualidad de procedimientos están provocando retrasos en la concesión de ayudas que se sitúan en los dos años lo que a su vez conlleva la retirada de proyectos por parte de los propios promotores ante el hartazgo de una situación que da la espalda a la realidad de los territorios. Incumpliéndose el plazo de 6 meses que fija la propia administración en sus bases reguladoras.
  3. Por último, desde el Grupo se insta al trabajo conjunto entre todos los implicados para revertir una situación que en su extremo podría tener como consecuencia la devolución de fondos que ya han sido adjudicados a los diferentes territorios, con la repercusión negativa que ello conllevaría. No obstante, la Junta Directiva entiende que estamos a tiempo de variar esta situación empezando por recuperar la identidad de los propios Grupos y de las ayudas. “
Ir a la barra de herramientas