Ir a la barra de herramientas

Cooperativas advierte al sector del aceite que tendrá que retirar producto “sí o sí” o el problema de precios será mayor

El hipotético fracaso de las licitaciones autorizadas por la Unión Europea (UE) para almacenar de forma voluntaria una parte de la producción de aceite de oliva agravaría el problema que afronta el sector, que al final tendrá que retirar del mercado una parte de su producción “sí o sí”.

Así lo ha advertido este jueves 16 el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Ángel Villafranca, tras la reunión mantenida con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

En declaraciones a Efeagro, Villafranca ha cifrado en 200.000 toneladas la cantidad mínima a almacenar a partir de la que el sector podría beneficiarse de la medida.

Bruselas autorizó en octubre este mecanismo a petición de España, pese a que los precios no han llegado todavía al umbral mínimo a partir del cual su activación es obligatoria, después de meses de fuertes caídas.

“Si no llegamos al menos a las 200.000 toneladas, estaremos lejos de equilibrar los precios y nos vamos a encontrar con un problema superior”

La normativa exige precios inferiores a 1,52 euros en el caso de la categoría lampante, de 1,71 euros para el virgen y 1,78 para el virgen extra “durante un período representativo”; en el arranque del año se situaban en 1,7, 1,75 y en torno a 2 euros, respectivamente.

Villafranca ha calculado en 200.000 las toneladas a retirar bajo el actual proceso para frenar el desplome de precios, aunque por el momento en las dos primeras licitaciones (quedan aún dos más) la cifra apenas supera las 21.000 toneladas.

“Si no llegamos al menos a las 200.000 toneladas, estaremos lejos de equilibrar los precios y nos vamos a encontrar con un problema superior y vamos a tener que almacenar sí o sí” en cuestión de meses, ya que la caída continuaría, ha explicado.

En su opinión, la bajada del precio haría que en apenas unos meses el aceite de oliva se situara por debajo de los umbrales mínimos, lo que volvería a activar el mecanismo de almacenamiento, pero esta vez de forma obligatoria.

El funcionamiento del sistema para retirar aceite pasa por que cada operador solicita almacenar una determinada cantidad y especifica a cambio de cuánto dinero está dispuesto a hacerlo, y es la CE, una vez recibidas todas las peticiones, la que fija un precio de corte.

El presidente de Cooperativas ha instado a todas las partes a aprovechar el mecanismo y ha recordado que el sector también se ha visto perjudicado por los efectos del arancel impuesto por el Gobierno de Estados Unidos a las importaciones de aceite de origen español