Ir a la barra de herramientas

La Junta salda una deuda con los jóvenes agricultores de más de 32 millones.

Durante el primer trimestre de 2020 se han efectuado pagos por  más de 4 millones que casi finiquitan los expedientes pendientes  

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha pagado a lo largo del último año ayudas a jóvenes agricultores por valor de casi 33 millones de euros correspondientes a expedientes que permanecían bloqueados de las convocatorias de 2015 y 2016. De hecho, a lo largo del primer trimestre de 2020 se han autorizado pagos por más de 4 millones de euros, algo que casi permite acabar con los atrasos heredados en la gestión del anterior Gobierno andaluz.

En concreto, durante las dos últimas semanas se ha aprobado la entrega de 1.146.000 euros a 71 jóvenes agricultores en subvenciones de las mencionadas convocatorias con el siguiente desglose provincial: Jaén, 16; Huelva, 12; Córdoba, 9; Sevilla, 8; Málaga, 8; Granada, 7; Cádiz, 6; y Almería, 5. Por sectores de la producción, destacan las explotaciones de cultivo de olivar para almazara y explotaciones de cultivos en invernaderos.

Pese a las obvias dificultades generadas por la crisis sanitaria y la declaración del estado de alerta en el país, la Consejería continúa trabajando y resolviendo burocracia para que el sector no se detenga y continúe produciendo. “Desde el primer día fijamos la mirada en los jóvenes para atender a los pagos de convocatorias anteriores y ya a lo largo de 2019 se agilizó el pago de más 28 millones de euros de estas ayudas que permanecían bloqueadas. De forma paralela incrementamos el crédito de la última convocatoria, que era de solo 30 millones de euros y la hemos elevado hasta 75 millones, más del doble de la cantidad inicial, para el respaldo a los casi 1.400 nuevos emprendedores que apuestan por la actividad agraria”, ha señalado la consejera Carmen Crespo.

La apuesta de la Consejería no solo es económica, porque también se está simplificando la normativa para acabar, precisamente, con trabas burocráticas que retrasaban el acceso a los fondos por parte de los beneficiarios. ”Hemos modificando las bases reguladoras de las subvenciones con el fin de facilitar el 25% de las ayudas en el momento de la aprobación de la solicitud únicamente justificando el inicio de la actividad. Y se han flexibilizado las exigencias relativas al plan empresarial para permitir su modificación”, ha recordado Crespo. En Andalucía existen más de 230.000 explotaciones agrarias, de las que la mayoría tiene a una persona física como titular. Sin embargo, solo un 12% de los titulares de estas explotaciones es menor de 40 años, motivo por el que el relevo generacional se considera como una de las grandes prioridades.