Ir a la barra de herramientas

Córdoba tiende a la estabilidad en Covid-19 pero registra el peor dato global de Andalucía

La provincia vive una moderada caída de nuevos casos con 72, que sin embargo es la cifra más elevada de la región | Suma cinco decesos, que también es el dato más alto de la comunidad | Uno de cada cuatro contagios andaluces es cordobés en las últimas 24 horas

Los últimos partes oficiales son sencillamente excelentes. Así es a pesar de que datos concretos resultan todavía muy duros. El más crudo es el de decesos, como es lógico y sucede de un tiempo a esta parte. Pero en términos globales la información aportada por las autoridades es más que positiva. Ocurre en España -a través del Gobierno- y en Andalucía -desde la Junta-, sobre todo en ámbito nacional. Más que nada porque la rebaja en el incremento de contagios diarios es realmente significativa este lunes. Tal es la reducción que perfectamente puede confirmarse que el país está definitivamente en la fase de ralentización y descenso de la transmisión de la enfermedad. La batalla contra el Covid-19, coronavirus con origen en la ciudad china de Wuhan, comienza a ser vencida. Con todo, aún es necesaria la cautela pues los apuntes en esta ocasión probablemente sean consecuencia del llamado efecto domingo, que, por cierto, no se produce en Córdoba…

Esta vez toca esperar al martes para tener una perspectiva más fiable de la situación en cuanto a la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19. “Tenemos que actuar con prudencia”, ha afirmado el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Quizá sea esta idea la más importante de su comparecencia pública este lunes. No le falta razón después de la realidad vivida a inicios de la semana anterior, asunto que queda para el final del análisis -el citado efecto domingo-. Lo cierto es que España registra una notoria caída en el aumento de nuevos casos en las últimas 24 horas al pasar de 6.023 a 4.273. Tan favorable es la cifra que resulta casi obligatorio revisar el historial de estadísticas de la evolución de la pandemia en el país. Éste es el mejor guarismo en este aspecto desde el 22 de marzo, cuando se contabilizaron 3.646 afectados. Al día siguiente los partes gubernamentales recogieron 4.517.

Vistos los datos, lo que sí está claro es que España se encuentra en pleno proceso de ralentización de la transmisión del coronavirus. El total de casos es de 135.032, de los que 40.437 ya están recuperados. Cabe un matiz en este sentido: el conteo es de las personas que abandonan la hospitalización también y no sólo de curados como tales. Aun así, la cifra es notablemente positiva, sobre todo en comparación con el resto de naciones al suponer una de las tasas más elevadas del mundo. Cierto es que en este parámetro tiene lugar un descenso respecto de la jornada precedente, puesto que se pasa de 3.861 a 2.357. Además, la desescalada en números acompaña de nuevo en el número de fallecimientos, si bien éste vuelve a ser estremecedor: las defunciones añadidas se rebajan de 674 a 637 para superar las 13.000 (13.055).

Aunque siempre mesurado el optimismo es creciente también en Andalucía al finalizar con una segunda caída consecutiva en el guarismo de positivos diarios, que se reduce en esta ocasión hasta los 280. Este apunte es el mejor de la comunidad en este plano desde el 23 de marzo, cuando se contabilizaron 236 enfermos de Covid-19 en las 24 horas más recientes. El descenso es de 152 respecto del domingo (432). Mucho más acentuada es la disminución de fallecidos en un día, ya que ésta se da desde los 44 hasta los 21. Es decir, este lunes es menor de la mitad de la jornada anterior el dato más desagradable. Dicha cifra es la más baja de abril. Las estadísticas son favorables a nivel autonómico gracias a la tendencia descendente esta vez de todas y cada una de sus provincias. Los apuntes más destacados los deja Granada, que apenas suma 24 afectados y por primera vez desde el 22 de marzo no lamenta ningún deceso.

El territorio nazarí es el que más preocupaba desde que tuvo comienzo su particular emergencia sanitaria por el coronavirus. Este lunes rebaja muy mucho los efectos de la enfermedad en la capital y el resto de municipios. Distinto es el panorama esta vez en Córdoba, caso que ocupa este análisis, al cerrar una jornada paradójica en cuanto a sus números. Si bien mantiene su dinámica de estabilidad, registra el que sin duda es peor dato global de Andalucía. La provincia es la que acumula más contagios en las últimas 24 horas con 72. Ese apunte supera en 11, por ejemplo, a Sevilla, la segunda zona en guarismo de nuevos pacientes con 61. El aumento cordobés es de un 7,4% respecto del domingo, que también es el porcentaje más alto de la comunidad. Así, los enfermos cordobeses suponen un 12,2% del total autonómico.

Pero en relación a los contagios acumulados esta vez el apunte más desfavorable en lo que se refiere a Córdoba es que acapara un 25,7% de los nuevos casos andaluces. Dicho de otro modo, uno de cada cuatro contagios de la comunidad en las últimas 24 horas es cordobés. Una circunstancia ésta que es muy parecida en lo que respecta al número de fallecimientos en un día. Mientras Andalucía vive una relajación del apunte con 21 defunciones, la provincia cierra con su segundo peor dato con cinco. Además, de nuevo, este dato es el más elevado de la región. Sólo Huelva lo iguala al alcanzar su máximo en este sentido. Por tanto, son 37 las víctimas mortales que hasta ahora contabiliza, con una letalidad de un 3,5%.

Resulta contradictorio pero lo cierto es que la tasa en el último parámetro señalado es para Córdoba la más favorable de Andalucía. Es de un 3,5%, que está directamente por debajo del 3,6% de Cádiz. La mortalidad es mucho mayor en Granada, que sufre un duro 7,6%, así como en Málaga o Almería, que padecen respectivamente un 6,3% y un 6,2%. La letalidad del Covid-19 en Andalucía es de un 5,7%, una cifra dentro de la que un 7,5% corresponde a la provincia. Respecto del añadido de defunciones entre el domingo y el lunes, el 23,8% de las registradas en la comunidad son cordobesas. He ahí la paradoja de las estadísticas en esta ocasión.

Con todo, la curva continúa bajo control en Córdoba. Por mucho que la incidencia sea la tercera más alta de Andalucía. Más de 13 ciudadanos de cada 10.000 son pacientes -o lo han sido- de Covid-19. El guarismo concreto es de un 13,3%, que sólo está por debajo de los registrados en Granada y Jaén. Estas provincias cuentan con tasas de un 16,5% y un 14,6% respectivamente, mientras que Sevilla está por detrás en cuarto lugar con un 11,7%. La cifra de proporción de afectados respecto de la población -en el parámetro estudiado- a nivel cordobés es bastante más elevada que la autonómica, que es de un 10,1%. Este dato, por cierto, es indicador de en qué territorio tiene mayor repercusión una determinada enfermedad, en este caso el coronavirus con origen en la ciudad china de Wuhan.

El efecto domingo

Tal y como quedó mencionado al comienzo del análisis, este lunes es requisito acudir a un hecho no comprobado pero sí demostrable. Éste es el efecto domingo, que viene a explicar la excelente bajada de contagios diarios que viven España y Andalucía, así como otras comunidades, en esta ocasión. Esto es por la variación en el conteo, con informes que son más tardíos y que se añaden a la estadística del martes. La muestra de tal anomalía en las cifras la tuvo el país la pasada semana, sin ir más lejos. Hace siete días se dio una pronunciada disminución de nuevos casos en ámbito nacional al sumar 6.398 positivos. Un día después la cifra fue de 9.222, que significó el máximo. Así, corresponde aguardar al martes para obtener una conclusión más certera.