Ir a la barra de herramientas

Córdoba rebaja sus casos y decesos con Covid-19

La provincia vive un nuevo descenso de contagios diarios al pasar de 32 a 20 respecto del viernes | Sólo acumula un fallecimiento oficial, dos menos que la jornada anterior | Mantiene la letalidad más baja de Andalucía pero también segunda menor cifra de recuperaciones

Tras un paso atrás da otro hacia delante. Es la tónica habitual cada cierto tiempo en lo que va de emergencia sanitaria, al menos en su situación particular. Después de vivir un repunte de contagios Córdoba goza de una nueva caída en el incremento de estos según los últimos partes oficiales -Gobierno y Junta-. Así, retoma la senda positiva en lo que se refiere a la lucha contra la pandemia de Covid-19. Igualmente favorable es además este sábado el dato acerca de fallecimientos en las más recientes 24 horas ya que sólo se contabiliza uno, esto es dos menos que el viernes. Sin embargo, respecto de este apunte surge un matiz: son tres los decesos conocidos a través de los medios de comunicación, de forma que vuelve a producirse la fluctuación estadística de veces anteriores. Con todo, los números llaman al prudente optimismo.

El progreso es lento pero tiene lugar. Quizá ésta sea la conclusión primera del análisis de los guarismos en ámbito cordobés. Aunque coincide la idea con lo que ocurre tanto en Andalucía como en España, así como en otras partes del mundo, en relación a la enfermedad. Pero la cautela no deja de ser necesaria, más si cabe durante este fin de semana en que se teme un efecto domingo más acentuado al coincidir con el término de la Semana Santa -y lo que, como festividad, ello puede conllevar si existe relajación por parte de la ciudadanía en la cuarentena-. También, en cuanto a la provincia, por el pretendido aumento en el número de pruebas, lo que en teoría puede significar un más que claro ascenso de nuevos casos en las próximas fechas.

De vuelta a los datos más recientes, sin más, Córdoba cierra 24 horas favorables en la transmisión del coronavirus con origen en Wuhan (China). Así es después de registrar una reducción en la cifra diaria de afectados. Pasa de los 32 del viernes a 20 en esta ocasión, lo que supone un crecimiento de apenas un 1,8%. Cierto es que en términos absolutos la subida es la cuarta mayor de Andalucía pero no lo es menos el porcentaje es a su vez el cuarto más bajo. La región vive, de igual modo, una disminución en el incremento de pacientes pues va de los 249 a los 202. Es decir, se produce un mínimo ascenso de un 2,2%. Tal apunte sólo lo superan Jaén y Sevilla, la primera con un 4% y la segunda con un 3,2%. Si bien es esta última provincia la que sufre el peor repunte de este sábado al sumar otros 60 enfermos.

Los mejores guarismos en relación al aumento de contagios se dan principalmente en Almería, que acumula tres esta vez con un ascenso de apenas un 0,8%. Dicha cifra en términos porcentuales es idéntica a la que reflejan los partes oficiales para Málaga con 16 nuevos casos. Por cierto, que los totales de Córdoba y Andalucía son de 1.136 y 9.712 respectivamente. De esta forma, la provincia contabiliza el 11,7% de afectados de la comunidad después de un parcial de 9,9% este sábado. Una mirada más amplia permite además un mayor optimismo todavía, dado que hace una semana tan sólo la provincia registró su máximo de afectados en 24 horas con 110. Por tanto, la bajada en siete días es notable. Este hecho lleva a una tendencia de estabilización definitiva de la famosa curva.

Con la vista puesta aún en Córdoba, el otro dato sobre el que más se coloca el foco durante la emergencia sanitaria es, como resulta lógico, el de fallecimientos. Dentro de este parámetro las noticias son positivas también, si bien requieren de una aclaración ya adelantada. Los informes gubernamentales apenas suman un deceso más en esta ocasión, lo que eleva la cifra total a 49. La provincia es así la que cuenta con el apunte más favorable a nivel autonómico, circunstancia que le concede una vez más la tasa de letalidad más baja de Andalucía con un 4,3%. Pero son tres las víctimas mortales de las que hubo constancia la tarde del viernes, una en Belalcázar y dos en Rute. Se repite de este modo un hecho que ha tenido lugar en varias jornadas: varía el conteo de defunciones entre la información oficial y la aportada por los medios. En todo caso no se produce incremento alguno en este sentido pues el guarismo precedente fue de tres. La peor parte en este aspecto se la lleva Málaga al añadir a su historial otros 16, que provocan una mortalidad de un 7,9% -mortalidad en relación al número de casos-. Sin embargo, los peores porcentajes son los que acumulan Granada, con un 9,1%, y Jaén, con un 8,8%.

Son 737 los fallecimientos de Andalucía hasta la fecha, lo que significa una letalidad de un 7,6%. En cuanto a la relación de cifras entre Córdoba y la región, los 49 decesos oficiales en el primer territorio suponen un 6,6% del general del segundo tras el 2,2% parcial de este sábado. Casi a la inversa se produce otro dato en la provincia. Éste es el de recuperaciones, en el que se engloban, cabe recordar, las altas hospitalarias. En este parámetro cuenta con el segundo apunte más bajo de la comunidad, lo cual tiene significado desfavorable. Acumula 161 curados que representan apenas un 14,2% del número total de afectados. Únicamente es menor el porcentaje de Sevilla, que cierra el sábado con 221 personas que superaron o superan la enfermedad y un 11,4%. Jaén iguala el registro con el mencionado 14,2%. El guarismo autonómico es de un 16,8% con 1.630 pacientes que ya dejan atrás el Covid-19.

Poco favorable es también en ámbito cordobés un dato no poco significativo y que es indicador del impacto del coronavirus en cada territorio. Éste es el que marca el nivel de incidencia del mismo en la población, que CORDÓPOLIS muestra porcentualmente en proporción a 10.000 habitantes. La provincia se encuentra en un 14,5%, que es el tercer apunte más alto de Andalucía. La región se sitúa precisamente en un 11,5%, es decir, tres puntos por debajo. Mientras, los registros más negativos en este sentido se dan en Granada, con un 18,9%, y Jaén, con un 17,2%. La tasa en Málaga, cuarta zona con mayor cifra en este aspecto, es de un 13,1%.

España, con más casos pero muchos menos decesos

No lo es en cómputo global pero sí en la mayor parte de los aspectos. Este sábado es muy favorable para España en su emergencia sanitaria por Covid-19. Sobre todo en lo que se refiere al plano más doloroso de todos, el de las defunciones. Básicamente por el notorio descenso en el incremento de la cifra total. El país acumula 16.353 víctimas mortales con coronavirus, lo cual ya es dramático. Pero rebaja muy mucho el conteo de nuevos decesos respecto del viernes. Sólo 24 horas el Ministerio de Sanidad aportó el apunte de 605, que suponía de por sí un marcado decrecimiento. Esta vez son 510, casi un centenar menos, los fallecimientos. Así, la letalidad nacional es de un 10,1%, por debajo de las tasas con que cuentan otros países de su entorno.

Más positivo aún es el número de recuperaciones pues permite alcanzar uno de los porcentajes más elevados del planeta. Después de añadir 3.441 personas al historial, el global de curados es ya de 59.109. Esto supone nada más y nada menos que un 36,5% del general de afectados, un guarismo que superan China y Alemania, con una revisión sencilla de los datos. En el primer caso es necesario reseñar que la incidencia del coronavirus deja lagunas. Lo mismo ocurre en ámbito germano, ya que en principio no se tienen en cuenta defunciones que quizá sean generadas por Covid-19. En este plano surge la disyuntiva de criterios a la hora de encarar y estudiar la enfermedad.

Ya como punto final en esta ocasión queda el registro que más focaliza la atención y que, por supuesto, no queda atrás en este análisis. Es el de nuevos contagios, donde España sufre un ligero incremento respecto de los datos oficiales del viernes. Porque en esta ocasión rompe su tendencia descendente de los últimos días y pasa de 4.273 a 4.830 casos. De esta forma, el país llega ya a los 161.852 positivos. Lo importante es que la curva termina de estabilizarse, al menos en principio, y entrar en su proceso de aplanamiento con un aumento porcentual de tan sólo un 3,1%