Ir a la barra de herramientas

Los test rápidos descartan el coronavirus en decenas de residencias de Córdoba y Provincia y arrojan un poco de luz

Los centros geriátricos de Pedroche, Lucena, Añora, Villanueva de Córdoba, Fuente Palmera o Fuente-Tójar están libres de covid-19

Empieza a verse un poco de luz en este mes de abril confinado, de parques vacíos, romerías canceladas y vida vista desde los balcones. Los test rápidos de detección del coronavirus que llegaron a las residencias de mayores de la provincia de Córdoba el fin de semana, tras una larguísima espera, han insuflado un soplo de esperanza en muchos casos, al descartar la existencia de contagios por SARS-Cov-2 entre los mayores. En estos momentos, es la mejor noticia que se puede dar.

En Pedroche, cuya centro geriátrico, con 147 usuarios, es el mayor de la provincia, la prueba se ha saldado con éxito: «No hay ni un solo positivo. Todos los trabajadores han hecho un trabajo excelente», ha valorado este martes el alcalde, Santiago Ruiz (PSOE). 

El regidor, por lo pronto, no quiere ni oír hablar de todos los festejos que en este mes de aislamiento se han cancelado en el municipio, que también debería estar celebrando el 500 aniversario de su torre parroquial, obra maestra del Renacimiento, pero sí asume que los datos son una luz al final del túnel. «Desde el principio hemos entendido que la residencia podía convertirse en un polvorín, así que se han destinado todos los esfuerzos posibles a evitar que el virus entrara, aunque el riesgo cero no existe», explica el regidor.

También los 80 trabajadores del centro están a salvo, una noticia esperanzadora y que les ayuda a eliminar de un manotazo la angustia masticada durante días larguísimos por la posible existencia de infecciones asintomáticas. «Es el momento de no bajar la guardia y de que rememos todos juntos, sociedad civil e instituciones», anima el alcalde.

Los test rápidos permiten ya respirar con algo de alivio en muchas residencias de Córdoba, angustiadas desde hace semanas. Como las de Fuente Palmera, Almodóvar del Río, Cabra, Fuente-Tójar, Luque, Añora, Cañete de las Torres, Lucena y un largo etcétera, cuyos ayuntamientos han informado en las últimas horas de que pacientes y trabajadores han dado negativo. Lo mismo ha ocurrido en Villanueva de Córdoba, que llegó a contar con dos positivos entre sus vecinos y que, por fin, anuncia que las residencias -hay dos en el municipio- y los tres centros de Promi están a salvo, como ha ratificado la alcaldesa, Dolores Sánchez (PP) a este periódico. También hay buenas noticias en la capital: el centro de atención a personas con discapacidad intelectual que la Diputación de Córdoba gestiona en Alcolea está libre de coronavirus.

Alegría contenida en Lucena

La propagación del coronavirus en Lucena, al comienzo de la quinta semana de confinamiento, permanece contenida con una expansión cuantificada en una treintena de casos positivos confirmados y sin ningún «foco de contagio». Una evolución aceptada como «viable o factible» por el alcalde, Juan Pérez (PSOE), y extraída a partir de los últimos datos transmitidos por la Junta en los primeros días de Semana Santa. A juicio del regidor, y esquivando la confrontación directa con la Junta, sí mantiene que un desglose de las estadísticas por municipios «sería bueno» para una ciudadanía que «demanda» esas cifras. «Es una decisión, más o menos acertada» –la provincialización de los registros», pero «es lo que tengo», enfatiza Pérez y «con esto he de trabajar», sentencia.

Con mayor contundencia se ha manifestado el regidor socialista al aseverar que en la localidad «no hay focos concretos», un benévolo escenario que contribuye «mucho más a combatir la enfermedad».

Al expresar cualquier consideración u orientación sobre la incidencia real y presente del covid-19 en el municipio, Pérez advierte, reiteradamente, de que la «información» que obtiene a través de llamadas «esporádicas» del delegado del Gobierno de la Junta, Antonio Repullo, adolece de imprecisión porque «no está suficientemente contrastada». Una constante que disuade al alcalde de comunicar a la ciudadanía unas estadísticas que carecen de parámetros como «el número de altas, las personas que están en su domicilio o las que están hospitalizadas».

Así que, actualmente, los únicos resultados concluyentes proceden de las residencias de ancianos y centros asistenciales de la localidad, entidades que han eludido cualquier infección de coronavirus tanto en usuarios como en trabajadores. «Es una excelente noticia», sentencia Pérez. Estas entidades –Nueva Aurora, San Juan de Dios, El Sauce y Amara– han trasladado, directamente, al Ayuntamiento los exitosos y globales resultados negativos de los test rápidos de diagnóstico. En los próximos días, los responsables sanitarios practicarán las mismas pruebas a los miembros de la Fundación Emet Arco Iris.

El primer edil ha remarcado su recomendación de prescindir de toda «relajación» porque comportaría «el mayor error» y, a salvo de eventuales incidencias, ha catalogado de «ejemplar» el comportamiento de los vecinos de Lucena.