Ir a la barra de herramientas

Un estudio preliminar de la AEMET indica que la temperatura afecta a la propagación del coronavirus

Según el estudio realizado por la Agencia Estatal de Meteorología existiría correlación entre una mayor temperatura media y un menor ritmo de contagio

fuente ;Cordopolis

¿Detendrá el calor la propagación del coronavirus en España? Es una de las grandes preguntas, aún sin respuesta, que todos nos hacemos. Todo el país tiene puestas parcialmente sus esperanzas en que la proximidad del verano y el aumento de las temperaturas ayuden a detener la propagación del virus, lo suficiente al menos como para servir de colchón para retomar cierta normalidad y anticiparse a un hipotético rebrote a partir del próximo otoño.

Ahora esa pregunta empieza a tener respuesta. El avance de un estudio preliminar llevado a cabo durante el primer mes de cuarentena entre la Agencia Estatal de Meteorología y el Instituto de Salud Carlos III apunta precisamente en esa dirección. De momento sólo como indicio, pero en línea con otros artículos internacionales, podría establecerse cierta correlación entre la temperatura media de una región y la capacidad de propagación del virus. La tendencia es clara, a mayor temperatura, menor ritmo de contagio.

El informe, que por el momento sólo ha podido tener en cuenta dos periodos de estudio, compara el índice de incidencia acumulado en los últimos 14 días -definido como el número de contagios nuevos diario por cada 100.000 habitantes- con la temperatura promedio correspondiente al mismo período para cada Comunidad Autónoma. En los dos periodos analizados se repite el mismo patrón, a mayor temperatura media se observa un menor incremento acumulado de contagios.

Tanto en el primer periodo analizado, del 12 al 26 de marzo, como en el segundo, del 27 de marzo al 5 de abril, existe un comportamiento similar que sugieren una mayor incidencia en regiones del norte peninsular con temperaturas medias más bajas. Destacarían aquí regiones como La Rioja, Navarra, Castilla y León o Madrid. Por su contra, en aquellas regiones con mayor temperatura media registrada en ambos periodos existiría una menor propagación, sobresaliendo las Islas Canarias, Baleares y Andalucía.

En el estudio no se contemplan otros factores como el de la insularidad de los dos archipiélagos, la densidad poblacional, o el momento de inicio del brote en cada región, que podrían también explicar el diferente ritmo de contagio, pero la correlación existente en los datos reflejados apuntan de igual forma a la temperatura como un factor clave en la evolución de la enfermedad. En todo caso el estudio sigue la estela de otros ya publicados, aunque pendientes de su revisión por pares, que sugieren que el virus tiene una mayor propagación en regiones con una temperatura media entre 3 y los 17 °C y con humedades relativas bajas.

¿Cuándo llegarán esas temperaturas medias a Córdoba?

Los valores climatológicos normales para la estación meteorológica del aeropuerto de Córdoba sitúan a abril como el mes en el que podríamos superar ese umbral de los 17 grados. Si la temperatura media en marzo terminó en 14.8 °C, durante las dos primeras semanas de abril ha subido hasta los 16.5 °C. Una cifra que irá ascendiendo con el paso de las semanas y que ya en mayo deberá situarse en torno a los 20 grados para dispararse a partir de junio por encima de los 24 °C.