Ir a la barra de herramientas

Covid-19: Córdoba registra un ‘aumento cero’ de nuevos contagios

La provincia suma este miércoles 21 casos diarios, que son los mismos del martes, y cuenta con el tercer incremento más bajo de Andalucía | Contabiliza un deceso de manera oficial, si bien son cuatro más los conocidos | Vuelve a gozar de recuperaciones con diez altas

Aunque no tanto como se pudiera desear la evolución a corto plazo es muy favorable. Básicamente porque refleja una tendencia de máxima estabilidad. También porque tal circunstancia tiene lugar en un panorama global marcado por repuntes. Córdoba goza de una jornada positiva en relación a la pandemia de Covid-19 después de registrar un aumento cero de nuevos contagios. El apunte se da tras un día con una leve subida y en otro en que tanto España como Andalucía sufren sendas escaladas de afectados. En lo que a la comunidad se refiere, dicho hecho está acompañado por un incremento de fallecimientos. Precisamente en este último parámetro la provincia reduce el efecto letal del coronavirus con origen en Wuhan (China): tras contabilizar dos el martes, este miércoles suma uno a su historial. Sin embargo, en este aspecto vuelve a haber baile de cifras…

Muy al contrario de lo ocurrido a nivel nacional y regional, Córdoba cierra las 24 horas más recientes sin ascenso en el dato de pacientes diarios. España y Andalucía están ante una previsible prolongación del denominado efecto domingo, que en esta ocasión no afecta a la provincia ni el martes ni el día posterior. La razón de la variación, que es además notoria, en el país y en la región es la finalización de la Semana Santa entre el Jueves Santo y el Domingo de Resurrección. A este hecho se añade, por supuesto y como se indicara en este periódico, al destacado aumento de pruebas en proceso ya para estudios inmunitarios. Lo cierto es que las cifras refuerzan el optimismo dentro de la prudencia en ámbito cordobés pues la curva definitivamente parece aplanarse.

La incursión en los guarismos en el análisis de CORDÓPOLIS de la crisis sanitaria por Covid-19 arranca como es habitual con el principal parámetro. Éste no es otro que el referido a incremento de positivos. En este sentido, Córdoba registra lo que se puede describir como un aumento cero. Significa esto que no sufre ascenso en el aumento de enfermos por coronavirus: repite los 21 añadidos del martes. Si bien no es el mejor de los escenarios posibles, esta circunstancia es favorable sobre todo con una mirada a otros ámbitos territoriales como el nacional o el regional. Sin ir más lejos, Andalucía vive un repunte significativo respecto de la jornada precedente al pasar de 119 a 289, lo que supone un crecimiento de 170 afectados diarios. Curiosamente, dentro de esa notable subida se especifica la existencia de 169 casos asintomáticos. Tal hecho lleva a una elevación de cinco a 120, según los informes de las autoridades, número que se traduce en términos porcentuales en un 24%, nada más y nada menos…

Visto desde otra óptica, el dato de nuevos contagios resulta más positivo si cabe en lo que se refiere a la comunidad. La provincia obtiene esta vez el tercer aumento más bajo de Andalucía a nivel proporcional con un 1,8%. Alcanza los 1.211 afectados y se ve superada sólo por Almería, con un 0,5%, y Jaén, con un 1%. La cifra autonómica es de un 2,8% para escalar hasta los 10.595 pacientes. Por encima se sitúan en esta ocasión hasta tres territorios de la región. Son los de Cádiz, con un 4,3%; Sevilla, con un 3,7%, y Málaga, con un 3,6%. Así, Córdoba sólo cuenta con un 7,3% de los nuevos pacientes de la autonomía y mantiene su acumulado dentro del total andaluz e incluso lo rebaja mínimamente para colocarse con un 11,4%.

No menos favorable es el informe en cuanto al segundo parámetro más revisado a lo largo de la pandemia de Covid-19. Se trata del relacionado con las defunciones, en el que Córdoba también va a la inversa de su entorno más próximo en término global. Es así después de contabilizar sólo un deceso en las últimas 24 horas, lo que supone una disminución respecto del martes (dos) en un momento en que la comunidad padece un crecimiento en este sentido. A nivel autonómico se pasa de los 21 del martes a los 29 de este miércoles para llegar a un guarismo general de 865. Gracias a este dato sigue como el único territorio de la región con una letalidad inferior al 5% con un 4,9%. Hasta un 8,2% sube la tasa de Andalucía, mientras que Jaén registra un incremento hasta un 9,7% que ya es el grado más elevado de todos en el sur de España. Granada se ubica en un 9,5% y Almería, en un 9,1%. Pero en este aspecto es necesaria una aclaración -otra vez durante esta emergencia sanitaria-: los fallecidos a través de los medios de comunicación son cinco antes del cierre estadístico de las instituciones.

Dos víctimas mortales en Rute y otras dos en Villanueva del Rey se notificaron durante el martes que no aparecen, como es lógico, en los informes oficiales. Por tanto, la tasa de letalidad fluctúa hasta un 5,2% con 63 defunciones en vez de las 59 comunicadas por las autoridades -Gobierno y Junta-. Ente sentido, por cierto, Málaga padece otro máximo con 17 decesos. El territorio que capitaliza la Costa del Sol también sufre un repunte en casos diarios al sumar 81. El caso es que Córdoba mantiene el índice de mortalidad más reducido de Andalucía, dentro de cuyo global acumula sólo un 3,4% con apenas un 6,8% de las defunciones de las últimas 24 horas.

También es positivo otro apunte en esta ocasión. Es el de recuperaciones y se da tras un día en que la provincia no añadió a su historial médico nuevas altas hospitalarias. Diez son las personas que este miércoles superan o comienzan a superar el Covid-19 tanto en la capital como en el resto de municipios. Esto supone sin embargo apenas un 9,3% de los curados de Andalucía entre el martes y el miércoles. La cifra total en este parámetro es de 207, que significa sólo un 5,2% del global de la comunidad, con 2.224 enfermos que dejan atrás el coronavirus. Este hecho conlleva una tasa que es la segunda peor de la región con un 17,1% por el 21% andaluz. La más desfavorable de las situaciones la sufre Sevilla con un 15,1%, mientras que la mayor progresión es la que vive Málaga con un 28,6%.

Por último, en ámbito cordobés, es obligada la revisión de un último parámetro que no es menos importante. Se trata del referido a la incidencia de la enfermedad -cualquiera pero del coronavirus en la actualidad- en una determinada población, un dato que en CORDÓPOLIS se refleja con afectados cada 10.000 habitantes. Al respecto, Córdoba registra un crecimiento de un 0,2% en el último día y se sitúa en un 15,4%. Ésta es la tercera peor tasa de Andalucía, cuyo guarismo es de un 12,6%. Las más elevadas se producen en Granada, que ya alcanza el 21%, y Jaén, con un 18,6%. Muy destacadas son como mínimos los grados de impacto de Covid-19 en Huelva y Huelva, que están en un 6,6% y un 5,9% respectivamente.

España, con un repunte previsible

Realizado el análisis de la evolución del Covid-19 en Córdoba este periódico repasa también la situación en España, que no es tan buena, ni mucho menos. Después de rebajar el incremento de casos diarios hasta los 3.159 el martes el país afronta una escalada hasta los 4.978 en esta ocasión. Cabe otra aclaración en este punto: todas y cada una de las cifras son las que conjugan entre los partes del Gobierno y la Junta, que este miércoles trabajan en consonancia a diferencia de un martes en que existió una disyuntiva sobre los números de contagios. El motivo, que Andalucía optó por una especificación de positivos sin síntomas que hasta ahora no se había hecho. Dicha circunstancia genera dudas en relación al seguimiento y la información acerca de la enfermedad por parte de todas las autoridades, ya sea la estatal como las distintas de las autonomías.

Con todo, lo cierto es que España vuelve a mostrar un diente de sierra en su gráfico particular con una subida que, aun así, se mantiene por debajo del 3% con un 2,9%. El número de confirmaciones asciende a 177.633 afectados, de los que 70.853 recibieron el alta hospitalaria. En este último sentido, el país suma otros 3.349 curados para tener una tasa de un 39,9% de recuperación que es una de las más elevadas del mundo. De igual modo, la evolución en fallecimientos invita al optimismo pese a que nunca sea un dato favorable éste -por mucho que sólo hubiera un deceso-. A nivel nacional la cifra disminuye de los 567 del martes a los 523 de este miércoles, lo que depara un total de 18.579 defunciones y una letalidad de un 10,5%. La tasa está por debajo, por cierto, de otras naciones golpeadas por el Covid-19