Ir a la barra de herramientas

Tiempo nuboso y chubascos dispersos para el fin de semana

Los chubascos remitirán durante la jornada del viernes para volver a formarse desde la tarde del sábado | El domingo la lluvia se generalizará a casi toda la provincia

Tras unos días de marcada inestabilidad meteorológica con la presencia de chubascos, de tormentas, de viento y hasta con un fenómeno tan extraño de ver como son las tubas, el fin de semana que hoy comienza va a suponer una mejoría transitoria antes de la embestida que nos llegará desde el Atlántico. Eso será ya la próxima semana, cuando una nueva borrasca atraviese la mitad sur peninsular. Antes el fin de semana servirá de transición gracias a la mejoría relativa que va a experimentar la atmósfera, lo que no eliminará por completo el riesgo de que nos puedan afectar de nuevo algunos chubascos o tormentas.

Las bajas presiones que nos han estado afectando estos días se van a ir desplazando hacia el norte, camino de las Islas Británicas. En ese desplazamiento aún van a inyectar flujo húmedo del suroeste sobre la Península, lo que permitirá que se sigan formando chubascos y tormentas en áreas montañosas del interior peninsular. Eso sí, lo harán en menor cantidad y con menor intensidad, lo que permitirá que la sensación a lo largo del fin de semana sea la de recuperar cierta estabilidad atmosférica. Sólo el domingo experimentará un empeoramiento relativo gracias a la formación en el Mediterráneo de una baja secundaria, que disparará la convección en la mitad oriental de la Península, pudiendo afectar parcialmente también a la provincia de Córdoba.

La jornada del viernes supondrá una clara mejoría respecto a días anteriores. Aunque la nubosidad aún seguirá haciendo acto de presencia, la lluvia quedará prácticamente descartada durante todo el día. Un guion que se repetirá durante el sábado pero con la salvedad de que sí podrán formarse algunas tormentas en áreas de sierra tanto del sur como del norte de la provincia. Chubascos débiles y dispersos durante la tarde, que podrán reactivarse ya en la madrugada del domingo con la entrada del flujo húmedo del mediterráneo.

Ese cambio de viento será determinante para volver a tener un domingo de chubascos generalizados en toda la provincia, que ganarán en duración y en intensidad. Será el mediodía y las primeras horas de la tarde cuando la lluvia podrá ser más importante, remitiendo desde las últimas horas del día hasta su desaparición. Con el viento de levante que se espera, serán precisamente las localidades más al este de la provincia las que con mayor probabilidad queden de nuevo bajo los efectos de las tormentas.

Las temperaturas por su parte experimentarán muy pocos cambios, con un ligero repunte de máximas y mínimas de entre uno y dos grados hasta el próximo domingo. Así las máximas rondarán los 22 a 24 grados en el valle del Guadalquivir y los 19 a 22 grados en el resto de la provincia, bajando hasta el entorno de los 12 a 13 grados en el caso de las mínimas