Ir a la barra de herramientas

La Junta inicia los test rápidos al personal de ayuda a domicilio de la provincia de Córdoba

La delegada territorial de Salud y Familias ha indicado que “con estas actuaciones se pretende realizar un seguimiento de las personas que prestan un servicio que es vital para atender a personas especialmente vulnerables”

La delegada territorial de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha anunciado que la semana pasada comenzaron a realizarse los test rápidos para detectar el covid-19 entre el personal de ayuda a domicilio de la provincia de Córdoba “con el fin de mejorar el diagnóstico de trabajadores y velar por la salud y la seguridad tanto de ellos como de las personas dependientes a quienes prestan servicio, que son personas vulnerables y quienes más necesiten que hagamos todo lo posible para protegerlos”. Los test se han distribuido en el distrito Córdoba y Guadalquivir y las áreas sanitarias Norte y Sur de Córdoba y se suman a los test de anticuerpos que ya se han realizado en las residencias de mayores. Ya se han realizado en municipios como Córdoba, Cabra, Priego de Córdoba, Baena, Albendín, Zuheros, Hornachuelos, Posadas, Almodóvar del Río  o Espejo, entre otros.

            María Jesús Botella ha indicado que “con estas actuaciones se pretende realizar un seguimiento de las personas que prestan un servicio que es vital para atender a personas dependientes en actividades básicas de la vida diaria en las que necesitan ayuda, como la alimentación, higiene, mantenimiento de la vivienda, movilidad, etcétera, y que facilita su existencia autónoma en su medio habitual todo el tiempo que desea y le es posible”. Por ello, la delegada ha querido expresar a estos trabajadores su “agradecimiento por la magnífica labor que realizan, velando continuamente por el bienestar de las personas más vulnerables de nuestra provincia” y a los “profesionales sanitarios”. En este sentido, María Jesús Botella “ha señalado que el trabajo se está haciendo de manera coordinada entre los profesionales del sector de Ayuda a Domicilio y el personal del Servicio Andaluz de Salud, lo que están haciendo posible dar a los ciudadanos de nuestra provincia una respuesta ágil, rápida y de calidad”.

Intensificado el seguimiento

            La delegada territorial ha recordado que la Consejería de Salud y Familias ha puesto en marcha una serie de medidas para garantizar la adecuada atención a los centros residenciales de Andalucía y desde el comienzo del estado de alerta se ha intensificado el seguimiento habitual que se venía realizando en residencias, iniciando un seguimiento proactivo de llamadas y visitas con apoyo para los cuidados y prevención del COVID-19, en el caso de aquellas personas atendidas en sus domicilios y centros residenciales.

            Además, desde la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios y el Servicio Andaluz de Salud se han reorganizado y reforzado los servicios para la prevención y abordaje de las necesidades de salud de los centros residenciales y centros sociosanitarios asimilados, que atienden situaciones de discapacidad-dependencia. Para ello, se ha constituido una red de trabajo implicando a los servicios asistenciales de Distritos y Áreas Sanitarias de Atención Primaria, los Servicios de Urgencias extrahospitalarias y los Centros de Atención Hospitalaria.