Ir a la barra de herramientas

El coronavirus, bajo mínimos en Córdoba: a niveles del inicio de la pandemia

La provincia apenas suma un nuevo caso a su historial, con un aumento relativo de sólo un 0,1% | Cierra su séptimo día de la crisis sin decesos, si bien en esta ocasión también deja a cero su cifra de curados | España contabiliza 838 contagios, el mejor dato desde el 11 de marzo

fuente : Cordopolis

Es indudable desde hace tiempo pero tras los últimos datos más si cabe. Todavía son semanas las que, probablemente y como mínimo, restan para vencer definitivamente a la pandemia de Covid-19. Sin embargo, el camino hacia el triunfo -si se permite la licencia- está ya iniciado. Porque Córdoba continúa en su proceso para doblegar la famosa curva, de la que tanto se habla desde algún mes atrás. Muy visible es esta circunstancia en uno de los gráficos más destacados en la actualidad. Se trata del referido a casos activos, que son los menores desde el 28 de marzo. Así es incluso después de no añadir nuevas altas médicas al historial. Con todo, sobresalen este domingo otros dos apuntes. La provincia apenas suma un positivo en las últimas 24 horas y cierra su séptimo día de la crisis sin decesos. Estos niveles conducen directamente al inicio de la emergencia sanitaria.

Bajo mínimos se encuentra, por tanto, el Covid-19 esta vez. Así viene determinado por los partes oficiales -Gobierno y Junta- que muestran una situación desconocida desde el 12 de marzo. Fue entonces la última ocasión en que Córdoba agregó sólo un caso y estuvo a cero en defunciones. Cierto es que recientemente, el pasado 28 de abril, se repitió la unidad en el primero de los parámetros. Pero esa jornada sí que se hubo un fallecimiento. De esta forma, desde el comienzo de la crisis sanitaria sólo dos días se dieron con estos guarismos. El primero fue precisamente el que vino a ser el punto de partida allá por el 10 de marzo. El segundo, el mencionado antes (12 de marzo). La provincia atraviesa, definitivamente, su etapa de descenso de la transmisión del virus con origen en la ciudad china de Wuhan.

Dicha afirmación tiene su sustento también en los números acumulados desde el 25 de abril en dos parámetros fundamentales a estas alturas. Uno de ellos es, como ya se sabe, el de contagios diarios. En los últimos nueve días Córdoba apenas agregó 115 positivos -incluidos asintomáticos-, lo que supone apenas un 7,8% de los 1.478 que en total contabilizó desde el inicio de la pandemia en su territorio. Del mismo modo, pese a que esta vez no se produjo incorporación alguna, en ese período alcanzó la cifra de 550 curados. Estos son un 57,8% del total de 952. Fue de esta forma cómo, por tanto, descendió notablemente el guarismo de casos activos -afectados que aún lo están- hasta los 425, el mínimo desde el 28 de marzo. La curva trazada en este aspecto es la que muestra una caída pronunciada.

Los datos no son sólo favorables a medio y largo plazo, también a corto. Pues la leve subida de un positivo es la menor de Andalucía en términos absolutos y conlleva a la más baja también a nivel relativo. En el segundo plano, el incremento es de un 0,1% -y ni eso en realidad-. Cabe apuntar que los detalles indicados son sin contar con Huelva, que esta vez termina a cero tanto en contagios como en decesos. La región contabiliza esta vez, por cierto, 92 confirmaciones -incluidos asintomáticos- y se ubica en un total de 14.287. Su crecimiento relativo es de un 0,7%, que resulta de una jornada más que buena en las distintas provincias. Tanto es así que sólo Jaén y Sevilla cierran con al menos un 1%. Éste es el guarismo de la primera zona, mientras que la segunda sufre el mayor ascenso con un 1,5%.

Como contrapunto, Córdoba no añade curados a su historial en esta ocasión. A cero se encuentra en las últimas 24 horas, un hecho que sólo comparte con Cádiz. Aun así, las cifras globales no dejan de invitar al optimismo de cara al futuro inmediato. Todo a pesar de que en las próximas fechas es previsible un estancamiento de altas médicas y, por ende, en la disminución de casos activos. Sea como fuere, la provincia mantiene la mencionada tendencia ascendente en cuanto a personas que superan el Covid-19. Tal y como quedó dicho, son 550 las que se contabilizaron en los últimos nueve días, un guarismo que es el mejor en términos relativos de Andalucía. La paralización de la dinámica este domingo es parte de una notable bajada en ámbito regional, con sólo 76 recuperaciones para llegar a las 6.897. Pero lo más importante en este sentido es que la provincia goza todavía de la más destacada tasa de sanación. Se sitúa en un 64,4%, que está más de 16 puntos por encima del 48,3% de la comunidad. Por detrás se colocan Granada y Almería, con un 61,8% y un 58,7% respectivamente.

Mucho más satisfactorio es tanto a corto como a largo plazo otro dato. También en el apartado emocional, claro está. Éste es el de fallecimientos pues por séptima ocasión en lo que va de emergencia sanitaria Córdoba cierra un informe sin añadir uno solo. El cero establecido en este parámetro es idéntico al del resto de las provincias andaluzas con una excepción. Es la que marca Granada, que contabilizó tres decesos -los únicos de la región esta vez-. De esta forma, se mantiene el centenar de defunciones en un territorio que goza de la menor letalidad de su entorno más cercano. En un 6,8% se sitúa la misma, con una tendencia de clara estabilidad. Mientras, la comunidad está en un 8,8% con un total de 1.256 víctimas mortales. Las peores tasas las tienen Jaén y Cádiz, con un 10,6% y un 10,1% respectivamente.

Por otro lado, el sistema sanitario cordobés sigue con su línea de paulatina reducción de carga. Cierto es que este domingo la rebaja en los dos parámetros de este ámbito es mínima pero no menos que ayuda para afrontar los días venideros. De entrada, la provincia cuenta con dos hospitalizados menos que el sábado. Actualmente son 43 los afectados de Covid-19 que permanecen ingresados. De ellos son 14 los que continúan todavía en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). A nivel autonómico las cifras son de 597 y 142, respectivamente, tras sendas bajadas de 17 y siete. Por tanto, prosigue sin contratiempos la fase de minimización de los efectos de la enfermedad.

Antes de la revisión diaria de la situación en España resulta obligado el repaso de otro aspecto en relación a la provincia. Se trata del referido al grado de afectación del virus en el territorio concreto. Es la incidencia del Covid-19, que CORDÓPOLIS muestra por cada 10.000 habitantes. Son casi 19 -18,8 para ser más exactos- los que sufrieron o sufren la enfermedad en la provincia, una tasa ésta que es la cuarta más elevada de la comunidad. Mientras Andalucía se sitúa en 16,9, tres zonas padecen fuertes impactos. La peor parte se la lleva Granada, que está en 30,2. Por debajo se colocan ya Jaén y Sevilla, con 24 y 20,9 respectivamente.

España, a niveles previos al estado de alarma

Si favorables son las cifras aportadas por las autoridades en el caso de Córdoba más aún lo son las referidas a España. Básicamente porque a un notorio decrecimiento de contagios -sin incluir asintomáticos- y de fallecimientos se suma un guarismo de altas médicas que de nuevo es el más destacado de todos. Lo cierto es que el país retorna a niveles previos a la declaración del estado de alarma el 14 de marzo. En concreto, y por parámetros, la rebaja en el aumento de casos lleva a la suma de tan sólo 838 en las últimas 24 horas. Este número es el mínimo desde el 11 de marzo, cuando hubo 380 afectados nuevos. Así, el apunte general se sitúa en 217.466 con un incremento de apenas un 0,4%.

Por otro lado, el parámetro más difícil de analizar y exponer depara otro guarismo que es el menor desde hace más de un mes. Mucho más, de hecho. España registra 164 fallecimientos en las últimas 24 horas, un dato que es el más reducido desde el 18 de marzo, con la cuarentena recién iniciada. Desde entonces nunca se dio un conteo por debajo de los dos centenares. Entonces el Ministerio de Sanidad reportó 107. El global de defunciones asciende a 25.264, que supone una letalidad de un 10,2% que parece difícilmente variable. Mientras, el aumento de curados no cesa. Éste es uno de los mejores aspectos dentro de la pandemia a nivel nacional. Aunque tiene lugar una más que clara caída respecto de las jornadas precedentes, el país vuelve a contar con más altas médicas que contagios. Esta vez se suman 1.654 para llegar a un general de 118.902 y una tasa de recuperación de un 48,1%.

En este punto, y para concluir, es necesaria una aclaración: los términos porcentuales recién indicados resultan de la división de curados y decesos entre el total de afectados, que en realidad es de 247.122 sin exclusión de tipos de test. El Gobierno no ofrece el detalle desde hace días, motivo por el que los niveles del sábado fueron superiores a los de este domingo