Ir a la barra de herramientas

El precio mayorista de los cereales sigue a la baja liderado por una cebada al que pasa factura el cierre del canal Horeca

Las caídas semanales de los precios cerealistas se perpetúan y una vez más mantienen su tendencia bajista, incluyendo esta semana incluso a un trigo duro cuyas cotizaciones eran las únicas que sobrevivían al alza en las últimas sesiones de las lonjas. Asimismo, cabe destacar el descenso liderado por la cebada, que se deprecia un 1,55% en los últimos siete días.

El descenso en la cotización de la cebada esta directamente ligada al cierre del canal Horeca, ya que el descenso del consumo de cerveza en la hostelería (a pesar de que ha crecido su venta en los supemercados durante el confinamiento) ha provocado que algunas de las principales empresas del sector hayan reducido hasta un 30% su contratación, lo que está obligando a los productores a vender a la baja y, en muchos casos, por debajo de los costes, lo que provoca que el descenso de todos los cereales esté liderado por la cebada..

Según los datos difundidos este lunes 4 por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), correspondientes a la semana 18 (del 27 de abril al 1 de mayo), el precio de la cebada se quedó en los 172,03 euros/tonelada y esa bajada semanal del 1,55%.

El precio medio del trigo duro fue de 270 euros/tonelada (-1,22% semanal) mientras que el trigo blando cotizó a 201,78 euros/tonelada (-1,17%).

El maíz cae un 0,50% (182,60 €/tn) y la cebada de malta se deja un 0,84 % en esa semana (177 euros/tonelada).

Desde enero de 2020, los registros dejan, sin embargo, subidas en los precios de los cereales, salvo en la cebada, y han sido las siguientes: del 0,34 % en el trigo blando; del 1,31 % en el maíz; y del 7,07 % en el trigo duro.

En cambio, el acumulado desde enero del precio de la cebada ha caído el 5,34 %.

En el mercado de proteínas y coproductos, la evolución desde el pasado enero ha sido positiva para la pipa de girasol (375 €/t, +8,7 %), colza (235,00 €/t, +17,02 %), soja (335 €/t, +1,49 %) y cascarilla (159 €/t, +19,50 %); el precio de la pulpa (190 €/t) ha permanecido estable (0 %)