Ir a la barra de herramientas

Córdoba y provincia: pasa a la fase 1 de desescalada: Reabren el comercio, ya sin cita previa, y las terrazas de bares

fuente :ABC

La provincia de Córdoba pasa a la fase 1 del proceso de desescalada nacional, que se activa a partir del 11 de mayo –podría saltar a la segunda etapa el día 25, dependiendo de la evolución de la epidemia-. ¿Qué cambios significará esto en el día a día de los cordobeses? Los repasamos aquí en base a publicaciones ya realizadas en el BOE o a guías elaboradas por la Administración, con una información siempre supeditada a posibles cambios y novedades que ordene el Ministerio de Sanidad de aquí al arranque de la fase 1.

Contacto social

Aquí llega una de las cuestiones revolucionarias, por increíble que pudiera parecernos hace sólo tres meses. El Gobierno permitirá desde el lunes las reuniones de hasta un máximo de diez personas en las casas (ese límite no se aplicará entre convivientes) o en terrazas. Eso sí, durante estos encuentros, advierte Sanidad, entre familiares o con amigos deberá mantenerse la ya archiconocida distancia de seguridad de dos metros entre personas. Si no es posible, se deberán fijar medidas alternativas de protección física.

Eso sí, en esos encuentros no deberán participar aquellos que pertenezcan a colectivos especialmente vulnerables a la enfermedad. El Ministerio de Sanidad ha indicado en una guía de preguntas frecuentes sobre el «Plan de Transición hacia una Nueva Normalidad», publicada el 3 de mayo, que, a la hora de visitar a personas en su domicilio, «se establecerán condiciones más limitativas para personas mayores y/o que tengan alguna patología». El Gobierno aún debe precisar en este aspecto.

Movilidad

No es una excepción y aquí hay también novedades para transitar a la nueva normalidad. Por ejemplo, en los coches privados, las personas que residan en la misma vivienda podrán compartir de nuevo vehículo con la única limitación del número de plazas que tenga.

Más allá de las medidas del Ejecutivo estatal, el Ayuntamiento de Córdoba va a recuperar el pago del billete en sus autobuses este lunes después de que se suspendiera el 17 de marzo. Sólo se podrá usar el bonobús y quedará prohibido el pago en metálico. Igualmente, desde esa misma jornada Aucorsa pasará de tener unos servicios al 65% al 85%.

El Consistorio de la capital igualmente permite que, en cuanto arranque la próxima semana, el sector del taxi eleve el porcentaje de la flota que está trabajando: a diario es del 25% de dicha flota y pasa al 33%.

Otra medida de movilidad que ha adoptado Capitulares es la de que el lunes se recupere la zona azul que había quedado suspendida a mediados de marzo. La reactivación de las zonas A.CI.RE, las áreas de circulación restringida de vehículos en el Casco, esperará a la segunda etapa, según ha informado este viernes el Ayuntamiento. Quedaron sin efecto igualmente a mediados de marzo.

A esto hay que unir que ADIF ha comunicado este viernes que desde el lunes es obligatorio el uso de mascarillas en el interior de todas las estaciones.

Bares o restaurantes

En la fase cero, la actual, pueden repartir comida a domicilio (esto lo han podido hacer en el estado de alarma) o entregarla en local. A partir del día 11, podrán dar servicio en sus terrazas, limitándose al 50% de las mesas permitidas. Y deberá asegurarse que se mantiene la distancia de al menos dos metros entre mesas o agrupaciones de éstas.

El Ayuntamiento de Córdoba ha ofrecido la posibilidad de ampliar la superficie de terraza, cuando ello sea posible, para que los negocios mantengan el mayor número de mesas y sillas. Eso sí, deberán solicitarlo a la Gerencia de Urbanismo y la medida no se dejará sentir desde este lunes.

El Gobierno central, dentro del relajamiento de las restricciones, como se ha indicado, permite en esta fase uno de la desescaladalas reuniones en los veladores de hasta un máximo de diez personas por mesa o agrupaciones de éstas.

Quienes reestrenen las terrazas el lunes, deberán acostumbrarse a que no habrá servilleteros, palilleros, vinagreras o aceiteras (se priorizarán las monodosis desechables) o a que les animen a pagar con tarjeta, pues se debe evitar en la medida de lo posible el uso de dinero en efectivo.

Por su parte, los hosteleros tendrán que amoldarse aún a más cambioslimpieza de mesas o sillas de los veladores entre un cliente y otro; deberán priorizar la utilización de mantelería de un solo uso o tendrán que poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos. Además, el personal deberá usar mascarilla de forma obligatoriasi no puede garantizarse la distancia de dos metros entre personas.

Hoteles y alojamientos turísticos

Se les permitirá volver a abrir, pero no podrán emplear las zonas comunes. Deberán operar con restricciones, por ejemplo, en la restauración (se entiende que con las de bares y restaurantes). Con la movilidad interprovincial aún prohibida, los alojamientos que suban la persiana deben ser mínimos.

Se abre un mínimo resquicio para su actividad en el hecho de que la guía del Ministerio de Sanidad con las preguntas frecuentes sobre la desescalada indica que desde el lunes «se podrá realizar turismo activo y de naturaleza en grupos limitados de personas dentro de la misma provincia».

Esa movilidad dentro de Córdoba sí se permite, pero, por ejemplo, en el citado documento se advierte de que «las visitas a segundas residencias dentro de la provincia en la que se ubica el domicilio habitual estarán permitidas a partir de la segunda fase».

Comercio

Este sector es una de las grandes novedades de la fase 1. Tras la etapa de operar con cita previa, llega el momento en el que las tiendas de 400 metros cuadrados o menos puedan reabrir al público general (las únicas que han operado con normalidad en el estado de alarma han sido las de alimentación). Eso sí, lo harán con una limitación clave: su aforo total se reduce al 30% y deberán garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes. Si esto no es posible, sólo podrá haber un comprador en el establecimiento. Además, como en la fase cero, tendrán que seguir habilitando un horario de atención prioritaria para mayores de 65 años.

Una comerciante de Córdoba, en su establecimietno durante la fase cero
Una comerciante de Córdoba, en su establecimietno durante la fase cero – V. MERINO

No serán los únicos cambios que deberán afrontar los comerciantes. Los locales deberán desinfectarse, al menos, dos veces al día, siendo una de ellas obligatoriamente al final de la jornada. Se procederá al lavado y desinfección diaria de los uniformes o ropa de trabajo de los empleados –si no los tuvieran, se debe hacer lo mismo con las prendas de los empleados en contacto con los clientes-.

Los probadores deberán usarse por una única persona y, tras ser utilizados, se desinfectarán. Las prendas que el público se haya probado pero no se adquieran tendrán su propio tratamiento: deberán ser higienizadas antes de volver a colocarse en la tienda. El uso de mascarillas para los trabajadores será obligatorio si no puede garantizarse la distancia de seguridad interpersonal. Y los establecimientos deberán poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos. Los comerciantes de Córdoba han pedido colaboración de las Administraciones para hacer frente a los gastos que conllevará la reapertura.

Mercadillos

La declaración del estado de alarma el 14 de marzo los había dejado suspendidos. Ahora, pueden volver a celebrarse si lo deciden los Ayuntamientos, aunque hay que olvidarse por ahora de las imágenes de rastros abarrotados. Se garantizará una limitación al 25% de los puestos habituales autorizados y una afluencia inferior a un tercio del aforo –se puede proceder a un aumento de superficie habilitada-. La distancia entre los puestos y los viandantes será de dos metros en todo momento.

Por lo pronto, en la capital, no habrá mercadillos aún. El Ayuntamiento y los ambulantes trabajan en que vuelvan a montarse a partir de la fase 3, que, si todo va bien, arrancaría el 8 de junio. Los colectivos de venta ambulante consideran que con las restricciones existentes en la primera etapa y la segunda prefieren esperar para retomar la actividad.

Justicia

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha diseñado una desescalada con la que lo previsto es que los jueces retomen presencialmente o de forma telemática su actividad diaria el 11 de mayo. El horizonte temporal aportado para abrir los juzgados está en la fecha del día 25 del presente mes.

Congresos

Regresan también, aunque, como en otros ámbitos de actividad, en un formato muy reducido. El Ejecutivo central autoriza en la fase 1 de la desescalada la celebración de seminarios y congresos científicos o innnovadores. Esas reuniones deberán celebrarse respetando la archiconocida distancia social de dos metros y siempre con menos de 30 asistentes.

Cultos religiosos

Las misas deben celebrarse con una limitación de un tercio de aforo en esta primera etapa. Y no será el único cambio de calado. Porque el Obispado de Córdoba en una guía que ha elaborado recomienda que a la entrada de las iglesias haya alfombras desinfectantes y gel. Del acceso de los templos, ha desaparecido el agua bendita de la pila. Durante la ceremonia, se debe prescindir de estrecharse las manos al darse la paz y esto se suplirá por un gesto sin contacto físico.

Entre otras variaciones en el ritual, el sacerdote ofrecerá la comunión en la mano y, de forma excepcional, si alguien desea recibirla en la boca, deberá colocarse el último de la fila. El Obispado recomienda igualmente a los fieles que lleven mascarilla, elemento de protección que deben usar los sacerdotes para dar la comunión.

Velatorios y entierros

Fue el 20 de marzo cuando la Junta adoptó una drástica medida: prohibir los velatorios y restringir las comitivas de los entierros o la presencia para las cremaciones «a los familiares más cercanos» al fallecido. Desde el 11 de mayo, el Ejecutivo de Pedro Sánchez relaja esas medidas.

Se autorizan los velatorios con un límite máximo de 15 personas en espacios al aire libre diez en espacios cerrados. En cuanto a las comitivas para enterramientos o la presencia de personas para cremaciones, se permite que haya un máximo de 15 familiares y allegados, además de un religioso. En ambos casos, deberá respetarse la distancia interpersonal o realizar la higiene de manos.

Cultura

Este sector empezará este lunes a levantar la persiana, pero, como otros, tímidamente. Los museos estarán autorizados a volver a abrir para recibir visitas con un tercio de aforo, y con control de posibles aglomeraciones en salas (no es el caso de Córdoba capital, donde lo atractivo para los turistas son sus monumentos, que no podrán abrir, en el mejor de los casos, hasta el día 25 de este mes). No podrán acoger actividades culturales.

Se autoriza igualmente que se vuelvan a celebrar actos y espectáculos para menos de 30 personas en lugares cerrados (con un tercio del aforo) y para menos de 200 asistentes al aire libre (siempre sentados y preservando los dos metros de rigor entre el público). Volver a ir al cine o al teatro se queda para la siguiente etapa. Igualmente, desde este lunes, las bibliotecas podrán reabrir sus puertas para préstamos y lectura con limitación de aforo, aspecto este último aún no concretado por el Gobierno central.

Deporte

Los gimnasios (entendidos como instalaciones cerradas) pueden retomar su actividad en esta primera etapa. Eso sí, el que decida abrir, lo hará con muchísimas cortapisas. Podrá recibir a usuarios con cita previa para actividades individuales, que no impliquen contacto físico ni uso de vestuarios.

En cuanto a las instalaciones deportivas al aire libre, se podrán reabrir para practicar sin público deportes que no impliquen contacto físico, como atletismo o teni