Ir a la barra de herramientas

El hospital de Pozoblanco rinde homenaje con silencio como sentido homenaje a los médicos fallecidos por el covid-19

fuente : el dia de Cordoba

Medio centenar de médicos han fallecido en España tras haberse contagiado de coronavirus y no superar las complicaciones derivadas de esta nueva enfermedad. Uno de ellos es cordobés, Manuel Barragán, que murió al principio de la pandemia, el 25 de marzo. 

Por Manuel y por el resto de compañeros, el Foro de la Profesión Médica ha celebrado este jueves concentraciones silenciosas en los centros sanitarios en las que les han rendido un sentido homenaje que ha finalizado con un aplauso.

En Córdoba, el acto principal se ha desarrollado en el Carlos Castilla del Pino por ser la sede del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir, aunque también han participado otros centros, como el Hospital Valle de los Pedroches. MÁS INFORMACIÓN

Médicos, enfermeros y representantes institucionales han guardado a las 12:00 dos minutos de silencio para que no queden en el olvido los nombres de los que han perdido su vida desarrollando su profesión y cuidando de la ciudadanía. A su vez, los asistentes también han lanzado un mensaje de apoyo a sus familias.

Este gesto que el Foro de la Profesión Médica también ha transmitido desde las redes sociales bajo los hashtags #UnSilencioYUnaPalabra, #HomenajeSanitario y #NiUnFacultativoMenos, con los que todos aquellos que lo deseen pueden sumarse a este homenaje con imágenes, vídeos o mensajes que recuerden «a quienes no dudaron en ponerse manos a la obra a pesar de las incertidumbres que había respecto al virus y los medios insuficientes, entregándose a una vocación que permitió poner a salvo a quienes se ponían en sus manos aunque eso supusiera arriesgar su propia vida».

El presidente del Colegio de Médicos de Córdoba, Bernabé Galán, ha encabezado el acto celebrado en el Castilla del Pino junto al presidente de la Organización Médica Colegial de España, Serafín Romero, y han estado acompañados por profesionales de ese centro, además de por el vicepresidente del Colegio de Enfermería, Enrique Castillo, y algunos representantes institucionales.

Tras la concentración, Galán ha recordado a los 50 facultativos que han muerto en todo el país tras contagiarse de coronavirus -el último de ellos el miércoles en Cáceres- y también a los 50.000 profesionales sanitarios de todas las categorías afectados.

El presidente de la organización colegial ha explicado que en la actualidad los médicos están volviendo a la normalidad de sus consultas una vez pasadas las peores semanas de la pandemia, pero «siguen muy enfadados, desesperados y agotados«. En este sentido, ha destacado que los test «no se han hecho con la rapidez que se debía», lo que, unido a la falta de material adecuado de protección, «te va quemando poco a poco» aunque haya habido una cierta mejoría.

Ahora, la esperanza es que la situación llegue a «un equilibrio», aunque, según Galán, los profesionales sospechan que puede haber algún repunte «por la forma en la que se está comportando parte de la población», ya que muchas personas no siguen las medidas de seguridad aconsejadas por el Ministerio de Sanidad para evitar los contagios.

«Vas por la calle y ves a la gente como si no hubiera pasado nada; sin mascarillas, jóvenes paseando juntos y tocándose…», asevera Galán. Lo que «lleva a temer que haya un rebrote, y no queremos pasar otra vez por lo que se ha pasado», añade.

Ahora la primera línea de lucha frente al covid-19 estará en Atención Primaria, por lo que el presidente del Colegio de Médicos espera que el Gobierno central cumpla su promesa de potenciar esta especialidad: «Ahora es cuando vamos a ver si nos han engañado otra vez porque no se puede cargar de más trabajo a la Primaria si no se le da más medios y más personal», sentencia.