Ir a la barra de herramientas

Cordoba:Aviso amarillo por tormentas para este sábado en el norte de la provincia

Aemet prevé activar el aviso a partir de las 14:00 y hasta la medianoche

Dos días de lluvia, dos días de sol, a veces menos. Este está siendo el acompañamiento meteorológico de buena parte del mes de abril. Y ahora, tras un par de jornadas con el sol dominando entre las nubes y temperaturas en ascenso, lo que toca es volver al rugir del trueno y el repiqueteo de la lluvia. El fin de semana nos devuelve la rutina de las tardes de tormenta, en las que la suerte jugará de nuevo su papel en la lotería que supone este tipo de situaciones meteorológicas.

Pantano barométrico: estabilidad inestable

A gran escala la atmósfera peninsular atraviesa estos días cierto periodo de transición. Tras el paso de la borrasca hemos quedado en una suerte de tierra de nadie, lo que en meteorología se conoce como pantano barométrico, o lo que es lo mismo, un área de gran extensión sin gradiente de presión que destaque. Sin un dominante claro entre altas o bajas presiones, la atmósfera queda sometida casi en exclusiva a los flujos de viento en capas medias que puedan aportar algo de humedad. Algo que de ocurrir, propicia la formación de tormentas que suelen permanecer muy estáticas sobre las áreas que se forman.

Desde la tarde del viernes, la entrada de flujo húmedo desde el mediterráneo en el sur peninsular, va a propiciar de nuevo la formación de tormentas en áreas de sierra. Este flujo irá cambiando a lo largo del fin de semana a otro de componente suroeste, que cambiará humedad mediterránea por atlántica. En cualquier caso combustible para unas tormentas que van a acompañarnos durante todo el fin de semana, cambiando su procedencia con el paso de los días.

Serán las jornadas de viernes y sábado las más favorables para que se produzcan chubascos y tormentas, más probables en áreas de sierra tanto del norte como del sur de la provincia, pero que en su avance podrán terminar afectando a otros puntos de la campiña y del valle del Guadalquivir. Durante el domingo la formación de tormentas se desplazará al extremo oriental de la provincia, donde será más probable que puedan afectar desde el mediodía.

Temperaturas en ligero descenso

La mayor presencia de nubosidad y la posibilidad de que vuelvan a darse precipitaciones hará que las temperaturas queden a merced de las mismas. A grande rasgos no obstante se espera un descenso generalizado y progresivo a lo largo del fin de semana, que se notará ya en las máximas que se alcancen durante la tarde del viernes, de unos 2 o 3 grados inferiores a las registradas el jueves.

Así el valle del Guadalquivir verá ascender el termómetro hasta el rango de los 23 o 24 °C, y quedando entre los 18 y los 21 °C en el resto de la provincia. El descenso será gradual hasta la tarde del domingo, cuando las máximas en localidades como Córdoba o Montoro las máximas quedarán entre los 20 y los 21 grados, y entre los 17 y los 19 grados en poblaciones como Pozoblanco o Priego de Córdoba.