CCOO urge a la Junta a limitar a 15 el máximo de alumnos por aula el próximo curso escolar

CCOO ha denunciado que la Consejería de Educación «no ha contemplado medidas que garanticen el distanciamiento físico», una vez que los centros docentes han abierto sus puertas para llevar a cabo labores administrativas y reanudar el proceso de escolarización.

Para el secretario general del Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba, Antonio Sánchez, «es imprescindible planificar la ratio del próximo curso para que la actividad lectiva no se vea dificultada por la situación sanitaria que vivimos, ya que desconocemos cuándo será posible volver a la absoluta normalidad».

Además de exigir esta necesaria planificación, CCOO ha denunciando también que la Consejería de Educación está notificando el cierre de unidades escolares de tres años para el próximo curso «siguiendo criterios ordinarios, obviando que nos encontramos ante una nueva realidad, y procediendo, incluso, al cierre de centros escolares por falta de alumnado, cuando el gran problema para garantizar el distanciamiento físico es disponer de espacios educativos y de personal».

Por ello, Sánchez ha exigido que la Consejería de Educación «proceda a modificar, en trámite de urgencia, la ratio de los escolares por aula para garantizar el distanciamiento físico».

Dicha ratio, según el sindicato, debe ser, tal como se apunta desde distintos ámbitos, de 15 escolares por aula, debiendo definir igualmente la ratio de atención del profesorado de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje y el número máximo de escolares con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo matriculado en un aula ordinaria.

En consecuencia, para CCOO, la planificación del próximo curso es esencial en esta crisis sanitaria por lo que exige a la Consejería de Educación eficacia, compromiso y prontitud en la toma de medidas que eviten perjudicar a la población más vulnerable, que apoye la labor docente y educativa del profesorado y de los trabajadores y trabajadoras de la educación, y que garantice el distanciamiento físico, tal como se exige en otros ámbitos para evitar que vuelva a producirse la actual improvisación.

«Ante estas circunstancias, es urgente generar un marco negociador con los representantes legales de los trabajadores en un clima de consenso y diálogo, el mismo que el Gobierno de Andalucía exige a otras Administraciones», ha finalizado Sánchez.

Ir a la barra de herramientas