La provincia de Córdoba entrará el lunes 25 en la fase 2 de la desescalada

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anuncia que seis de las ocho provincias andaluzas – Córdoba entre ellas – pasan a la fase 2 de la desescalada, que se extenderá desde el 25 de mayo hasta el 7 de junio como mínimo

La provincia de Córdoba entrará el próximo lunes 25 de mayo en su totalidad en la fase 2 de la desescalada según el plan de Gobierno central. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, lo ha anunciado tras el Consejo de Ministros de este viernes. Se trata de una etapa intermedia en el camino hacia la «nueva normalidad» en la que se permitirán más actividades y se relajarán las medidas que limitan la movilidad, entre otras cuestiones. Estas son sus principales aplicaciones.

Hostelería

Una de las cuestiones más destacadas de esta fase 2 es la posibilidad de abrir el interior de los bares y restaurantes. Hasta ahora, las limitaciones de la fase 1 impedían consumir dentro de los establecimientos; sólo estaba permitida la estancia en las terrazas exteriores, y únicamente con un aforo reducido al 50 por ciento. En esas condiciones, la mayoría de los negocios de la hostelería cordobesa decidieron seguir con las persianas bajadas, al no ser rentable abrir únicamente para atender un puñado de mesas.

El aforo en el interior de bares y restaurantes estará limitado al 40 por ciento, según la orden publicada en el BOE que regula la fase 2, mientras que las terrazas y veladores seguirán estando al 50 por ciento de su capacidad. Sólo se podrá consumir sentado en mesas, nunca en la barra, lo que de nuevo supondrá una grave limitación para los establecimientos pequeños como determinadas tabernas de la ciudad que no tienen servicio de mesa. Además, el espacio entre cada mesa o agrupación deberá ser al menos de dos metros y deberán estar dispuestas de modo que se garantice también la distancia entre comensales, si bien la orden no establece ninguna separación concreta en este caso. Las discotecas y bares nocturnos seguirán cerrados por el momento.

Otra limitación para los negocios de hostelería radica en la disposición de los productos, que si están a la vista del público deberán estar aislados con mamparas de protección. No se podrán servir raciones de una misma bandeja, sino que tendrán que ser emplatados individuales o monodosis. Es habitual en los bares y restaurantes servir tapas o raciones de una fuente, lo que no se podrá hacer por el momento.

Una terraza en el Centro de Córdoba
Una terraza en el Centro de Córdoba – Valerio Merino

Comercio

Los comercios minoristas también podrán abrir en su totalidad. Hasta ahora, en la fase 1 sólo podían iniciar su actividad los negocios de menos de 400 metros cuadrados. La orden de la fase 2 indica que «podrá procederse a la reapertura al público de todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios». Sin embargo, tendrán que hacerlo con numerosas limitaciones. El aforo será el mismo que el de los bares y restaurantes, es decir, limitado a un 40 por ciento. Si disponen de varias plantas, como es el caso de las grandes cadenas y franquicias del Centro Comercial, habrá que mantener la proporción en cada una de ellas, y garantizar en todo momento una distancia mínima de dos metros entre clientes. En el caso de que eso no fuera posible, sólo podrá entrar un cliente cada vez. Además, todas las tiendas deberán establecer un horario preferente para los mayores de 65 años.

Mercadillos

¿Y qué pasa con el comercio ambulante? Los propietarios de puestos de mercadillos ya habían anunciado que no les compensaba abrir con las restricciones previas, que no han cambiado demasiado en la orden que regula la Fase 2. Seguirán estando limitados a un tercio de su capacidad, si bien el Gobierno autoriza a los ayuntamientos para «aumentar la superficie habilitada o habilitar nuevos días para el ejercicio de esta actividad, de manera que se produzca un efecto equivalente a la citada limitación». Si por el contrario se opta por una limitación en el número de puestos, tendrán prioridad los comerciantes que ofrezcan productos alimentarios o bienes de primera necesidad.

Centros comerciales

Los centros comerciales también podrán reabrir al público desde el lunes pero con un aforo reducido al 30 por ciento de su capacidad y un 40 por ciento en el interior de los establecimientos. No se podrá permanecer parado en las zonas comunes, que serán únicamente de tránsito. Hay una excepción a esta norma: los locales de restauración que disponen de veladores abiertos en estas áreas, a los que se aplicará las mismas restricciones que la hostelería en general.

Una tienda en el Centro de la ciudad
Una tienda en el Centro de la ciudad – Roldán Serrano

Bodas

Las bodas ya podrán celebrarse desde esta fase 2 que comienza el lunes 25 de mayo. Al igual que en otras actividades, lo harán con muchas limitaciones. La más importante en este aspecto es el número de invitados, que nunca podrán ser más de 100 personas si se trata de un acto al aire libre y de 50 en el caso de interiores y siempre con un aforo del cincuenta por ciento del local. Las ceremonias podrán tener lugar en cualquier instalación pública o privado. Las celebraciones posteriores a la boda se atendrán a lo dispuesto a las regulaciones para bares y restaurantes.

Cultos

En los lugares de culto como las iglesias ahora se permitirá un aforo del 50 por ciento, que hasta ahora estaba limitado al 30 por ciento en la Fase 1, sin más limitaciones en el número de personas. Los velatorios, al igual que ocurre con las bodas, podrán celebrarse en cualquier instalación pública o privada, pero las restricciones de público son mayores: 25 personas al aire libre o 15 en interiores. La comitiva fúnebre tendrá los mismos límites, aunque se puede añadir el ministro que celebre el culto.

Movilidad

En la Fase 2 seguirá estando prohibida la circulación de una a otra provincia y las fronteras seguirán cerradas, salvo las excepciones previstas como por motivos de trabajo. No obstante, las limitaciones a la movilidad se han relajado y se podrá salir a pasear o a hacer deporte a cualquier hora del día, excepto de 10 a 12 y de 19 a 20, tramos reservados para los mayores de 70 años. Las comunidades autónomas pueden mover estos horarios hasta dos horas antes o después, siempre que no se sobrepase el tiempo establecido.

Ir a la barra de herramientas