Ir a la barra de herramientas

Las reservas en los alojamientos rurales se incrementan un 30%

La asociación Aehcor prevé que la mayoría de los hoteles no reabran hasta el mes de septiembre. La comarca de la Subbética acapara alrededor del 80% de la oferta de toda la provincia

La crisis del covid-19 está provocando un cambio en los destinos de los cordobeses y del resto del país. Ante la incertidumbre que existe sobre la movilidad de las personas en los próximos meses, el turismo interior registrará este año un importante repunte de la demanda, lo que ya se está observando en el incremento de los precios en algunos portales de internet. Frente a la playa o los destinos en el extranjero, muchos cordobeses están mirando a la provincia para este verano, sobre todo a zonas como la Subbética, en la que existe una importante oferta de casas rurales y tienen disponibilidad de piscinas. El presidente de la Asociación Provincial de las Agencias de Viaje, Antonio Caño, aseguró ayer que, mientras que el mercado está parado para los destinos de playa y otros lugares, existe un importante incremento del interés en el turismo rural en Córdoba. «La demanda ha crecido más de un 30% respecto a finales de mayo del pasado año, aunque siempre con la premisa de que se pueda cancelar», indica Caño. «Otros años lo importante eran las playas y ahora son los alojamientos rurales», añade.

Campaña turística de la Diputación

La alternativa al sol y la arena

Principalmente, el destino prioritario de la provincia es la comarca de la Subbética, que absorbe alrededor del 80% del turismo rural de la provincia. «La gente no se está decidiendo por la playa ante la incertidumbre que hay y se está demandando el turismo interior», remarca Caño.

Córdoba, con comarcas como la Subbética, el Alto Guadalquivir o Los Pedroches, es la segunda provincia con más alojamientos de turismo rural de Andalucía, solo superada por Málaga. Así, según la Encuesta de Ocupación de Alojamientos de Turismo Rural, durante el pasado año había abiertos 242 establecimientos, una cifra solo superada por los 1.415 de Málaga. Detrás de Córdoba se sitúan Jaén (191), Huelva (144), Granada (142) y Sevilla (134). Asimismo, en Córdoba hay 2.427 plazas disponibles, por 9.583 de Málaga y 2.043 de Jaén. Durante el pasado año se alojaron en los establecimientos rurales de Córdoba un total de 48.070 viajeros, que dieron lugar a 126.656 pernoctaciones, un dato que también es el segundo más alto tras el de Málaga (720.142).

Con respecto a las reservas en las agencias de viajes para el resto de destinos que no sean turismo rural, Caño asegura que está todo «muy parado». «Hay que hacer campañas de promoción, de sensibilización y confianza para atraer turistas», añade. Por el momento, señala, solo han abierto «algunas» agencias de viajes.

Cierre de hoteles

Precisamente, la incertidumbre existente no invita a los hoteles a abrir sus puertas en Córdoba en unos meses de verano que no son la temporada alta para la provincia. El presidente de la Asociación de Establecimientos de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Alejandro Navarro, asegura que el turismo de las ciudades de interior «es el más castigado» de esta crisis, además de lamentar que solo se está pensando en el turismo de playa por parte del Gobierno. «En la asociación estamos analizando diferentes escenarios en los que la prioridad sigue siendo minimizar costes, estando muy atentos a cómo se desarrolla la demanda, que es prácticamente nula», añade Navarro. Por eso, considera que «no va a haber una apertura significa de establecimientos hoteleros en Córdoba a corto plazo».

«Diez meses de este año los damos por perdidos en Córdoba por la crisis del coronavirus», puntualiza el representante de Aehcor, que prevé que los hoteles comiencen a abrir en Córdoba a partir del mes de septiembre. «Algún establecimiento, por su perfil más vacacional, se puede animar a abrir, pero serían los que tienen piscina y jardines», explica. Por eso, confía en que el turismo congresual de septiembre y octubre pueda ayudar, con las actividades del Palacio de Congresos, a reducir las importantes pérdidas que habrá. «Esperemos que a nivel municipal se apoye a los empresarios», indica Alejandro Navarro.