Ir a la barra de herramientas

Muñoz Machado publica ‘Vestigios’: “No hay tantos pobres como en el siglo XV pero es un asunto grave”

La obra es un conjunto de 11 estudios con los que el jurista y académico cordobés recorre algunos vestigios de creencias, comportamientos e instituciones que están en el origen de la sociedad política

Santiago Muñoz Machado.

El director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, publica la obra Vestigios (Crítica), un conjunto de 11 estudios con los que el jurista y académico recorre algunos vestigios de creencias, comportamientos e instituciones que están en el origen de la sociedad política.

“En toda Europa en los siglos XV y XVI la pobreza fue un problema tremendo, no había solución y, aunque parezca paradógico, ya no tenemos tantos pobres como entonces por las calles pero aún es un problema, un grave asunto”, ha manifestado Muñoz Machado durante una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la publicación de esta obra.

Según ha explicado, estos ensayos tienen en común la búsqueda de “orígenes de derechos, garantías e instituciones actuales, cuáles son las dificutades de obtenerlos y también advertir de los riesgos que esas conquistas sufren todavía en la actualidad”. En ellos, el autor aborda asuntos como el simbolismo político, la tortura y la pena de muerte, la aparición de la pobreza, la relación del individuo y el poder o la felicidad como derecho fundamental.

En referencia a la pobreza, ha señalado que se observa una “torpeza de los poderes públicos para encontrar buenas soluciones” que recuerda a los orígenes de la literatura sobre este tema, encabezada por el humanista español Luis Vives, autor de uno de los primeros tratados sobre la pobreza.

En este sentido, y preguntado por las colas que se forman en las calles para obtener alimentos como consecuencia de la pandemia por coronavirus, el académico cree que esta situación refleja, por un lado, que “hay grupos amplios de ciudadanos que no tienen lo suficiente para sobrevivir y, por otro, que los servicios prestacionales del estado no funcionan de un modo del todo adecuado”, ya que considera que en muchas ocasiones son “organizaciones de carácter privado” las que tienen que cubrir esas necesidades.

En cuanto a las prácticas de tortura y la aplicación de la pena de muerte, y el duelo como elemento esencial de la justicia penal de la época medieval y moderna, otro de los temas que aborda, Muñoz Machado ha señalado que “no hay que olvidar del todo” estas “barbaridades”, a pesar de estar “completamente superadas”, porque “con frecuencia” se observan “desviaciones de los procedimientos penales, con abusos de la aplicación de delitos y penas”. “Debemos tener presente que una buena aplicación de la justicia actual, que ya está perfeccionada en relacion con las prácticas históricas, depende de la garantía real de nuestras libertades”, ha dicho.

Respecto a la búsqueda de la felicidad, el director de la RAE ahonda en las diferencias entre Estados Unidos y Europa: mientras que en el país americano la búsqueda de la felicidad está vinculada a la libertad de los ciudadanos, tal y como establece la Declaración de Independencia de Estados Unidos, en Europa no tiene este reflejo, porque desde siglo XVIII se considera “una de las obligaciones esenciales de los poderes públicos”, que tienen la “obligación de guardar el bienestar social”.

RAE: sin plenos físicos hasta septiembre

En cuanto al regreso de los plenos físico de la RAE, el director de la institución ha señalado que el curso formal termina a finales de este mes de junio y, por tanto, no se celebrarán plenos a partir del mes de julio. Por ello, cree que la pandemia no permitirá celebrar plenos presenciales durante este mes porque cuando se permita la circulación ser habrá terminado el curso y, en cualquier caso, considera que lo “prudente” es “esperar a después del verano”, ya que la sala en la que se celebran “exige bastante proximidad física”.

Muñoz Machado ha defendido que la RAE no ha dejado de trabajar “en ningún momento”, ya que desde el principio se decretó un “régimen de teletrabajo para académicos y colaboradores” desde sus “lugares de encierro” y la experiencia ha sido “satisfactoria”, mientras que el pleno y el trabajo con los académicos se han llevado a cabo “sin dificultad”. En este sentido, ha señalado que la pandemia dejará en “herencia” un uso “masivo de la videoconferencia”. “No sé lo que pasará con las vidas tras la pandemia, si aprenderemos, pero en los métodos de trabajo ya se ha anunciado: se ha acelerado el uso”, ha dicho.

En cuanto a la incidencia que ha tenido la Covid-19 entre los trabajadores y los académicos de la RAE, su director ha señalado que ha sido “muy pequeña” y solo un académico ha contraido la enfermedad, que ha superado muy bien, y otros dos trabajadores de la casa que también se han contagiado pero que ya se encuentran “recuperados”.

Muñoz Machado ha señalado que los patrocinios de la RAE no se han visto afectados, pero ha reconocido que todas las instituciones se tendrán que “ajustar el cinturón en el futuro inmediato” y “ver cómo financiar proyectos culturales”. “Tenemos financiación pública que permite el servicio, posibilidad de pagar a nuestro personal. La RAE es la institución más importante de España”, ha dicho el director de la RAE, quien asimismo destaca que la relación con el Ministerio de Ciencia es “estupenda”