Ir a la barra de herramientas

Comidas en el aula y patio por turnos: las nuevas medidas de prevención del COVID-19 para la vuelta al cole

Los niños podrán comer en el aula para no mezclarse demasiado con otros críos

Los niños podrán comer en el aula el curso que viene para no mezclarse demasiado con otros críos y evitar contagios. Habrá turnos para el patio y los padres no podrán entrar a los centros. Son algunas de las medidas que plantea Educación para una vuelta al cole que será completamente presencial, si no hay sustos epidemiológicos relacionados con el COVID-19, claro.

Más información

También se garantizará la asistencia presencial de todo el alumnado y, si fuera preciso priorizar la asistencia de parte del alumnado, por la evolución de la pandemia, se mantendrá la presencialidad en los niveles y etapas inferiores (hasta los 14 años). En la nueva normalidad, además, será habitual que la entrada y salida de los centros se produzca de forma escalonada.

Este miércoles por la mañana ya había trascendido que, según figura en el protocolo sanitario que el Ministerio de Educación ha remitido a las comunidades autónomas,l os alumnos de hasta 4º de Primaria, es decir los que tienen hasta 10 años, no tendrán que guardar distancias mínimas de seguridad en la vuelta a clase.

Asimismo, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha reconocido esta mañana en el programa ‘Aquí, con Josep Cuní’, de SER Catalunya, que cuando se decidió cerrar las escuelas el Gobierno no disponía de la información suficiente para determinar el grado de contagio y transmisión del coronavirus por parte de los niños.

Estas son algunas de las medidas que prevé implementar el Gobierno:

Medidas generales

  • Se procurará reducir al mínimo los desplazamientos de grupos de alumnos por el centro, facilitando en lo posible que sean los profesores quienes acudan al aula de referencia.
  • En las salas para uso de personal trabajador del centro, se mantendrá la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros.
  • Para limitar el número de personas presentes en un espacio simultáneamente, se evitarán las asambleas o reuniones presenciales.
  • Los eventos deportivos o celebraciones del centro, en los que este prevista la asistencia de público, deberán asegurar que se pueda mantener la distancia interpersonal y el aforo recogido en las indicaciones sanitarias.

Medidas para el servicio de comedor

  • Se podrán utilizar las propias aulas para comer, sirviendo la comida en ellas con la utilización de carros con bandejas (a poder ser posible, carros calientes), de forma que se mantengan los grupos de convivencia estable.
  • En el caso de los menores de 10 años, se organizarán el espacio del comedor y los horarios de forma que cada grupo de convivencia estable tenga su turno y espacio propio.
  • Se podrán habilitar mamparas de material no poroso que compartimenten el espacio para que puedan compartirlo, por ejemplo, dos grupos de convivencia estable.
  • Para los mayores de 10 años, en el comedor, la disposición de las mesas y sillas debería hacer posible el cumplimiento de la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros.

Otras medidas preventivas

  • El centro deberá tener habilitada una sala para posibilitar el aislamiento de los casos que puedan iniciar síntomas en el centro educativo, que debe tener buena ventilación y disponer de una papelera de pedal con bolsa.
  • En los espacios de atención al público se puede colocar una mampara o cristal para posibilitar la atención con mayor seguridad.
  • Para la entrada y salida del centro educativo puede ser de utilidad establecer un horario escalonado para los diferentes grupos o, al menos, ofrecer una horquilla horaria más amplia para la entrada al centro educativo.
  • Se debe organizar el tiempo de recreo y patio y de comedor, aumentando los turnos y debiendo prevalecer el criterio de que salgan los grupos de convivencia estables, de manera que no coincidan en la misma hora y espacio alumnos de grupos diferentes, para procurar minimizar la interacción entre grupos.
  • Las administraciones educativas deberán proveer a los centros educativos de los medios para que sus trabajadores cuenten con equipos de protección adecuados para la realización de sus funciones, que a continuación se detallan.
  • Se debe asegurar la disponibilidad en todo momento del material necesario para el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene.
  • Se asegurará la disposición en diferentes puntos del centro, incluidos todos los aseos, de agua, jabón y papel para el secado de manos, así como geles hidroalcohólicos, o desinfectantes con actividad virucida.
  • Se deberá disponer en los diferentes espacios de papeleras de pedal que permitan una eliminación adecuada de pañuelos de papel u otros restos potencialmente contaminados.
  • El centro contará con mascarillas quirúrgicas para utilizar en el caso de que alguien inicie síntomas y mascarillas higiénicas para para el profesorado y para poder reponer las mascarillas del alumnado, en caso de necesidad u olvido.

La ministra de educación, Isabel Celaá, ha reconocido esta mañana en el programa ‘Aquí, con Josep Cuní’, que cuando se decidió cerrar las escuelas el Gobierno no disponía de la información suficiente para determinar el grado de contagio y transmisión del coronavirus por parte de los niños. Celaá ha confirmado que ahora tienen constancia de que los más pequeños no tienen un gran impacto como transmisores.Ha asegurado que este hecho es importante para determinar la vuelta a la escuela en septiembre: «Había informaciones contradictorias. Ahora, parece que no hay tanto impacto en relación con los niños como transmisores de los virus», ha explicado