Ir a la barra de herramientas

Un laboratorio agroalimentario de Pozoblanco se suma a la lucha contra el virus

El Gobierno autoriza al Cicap a estudiar cómo se propaga en las superficies

fuente :ABC

El cese de la situación de extrema gravedad que se ha vivido en el contexto de la pandemia del coronavirus deja espacio para que la investigación se imponga. El objetivo no es solo tener una vacuna sino conocer mejor cómo se contagia la enfermedad. El Cicap, un centro de tecnológico de investigación agroalimentaria especializado en dar servicios avanzados a empresas agroindustriales y ubicado en Pozoblanco, se ha sumado en estos tiempos a los laboratorios que buscan ahondar en los estudios que permitan precisamente eso, el control de la enfermedad.

El centro tecnológico, una auténtica joya situada en el norte de la provincia. está autorizado por el Ministerio de Ciencia y Conocimiento desde hace unas semanas para realizar estudios epidemiológicos de población frente a Covid-19, pero también para llevar a cabo ensayos sobre el virus en superficies como el aire, sumideros, cloacas o depuradoras.PUBLICIDAD

Powered by WeMass

Aunque es en esta segunda opción en la que están avanzando su trabajo, el Cicap se puso a disposición del Área Sanitaria Norte como centro autorizado para el análisis serológico y de PCR de muestras humanas. «Los PCR son algo habitual en el control de los productos alimentarios, un sistema analítico frecuente y puesto que nosotros sabemos hacerlo nos validamos a través del Ministerio», explica la directora del centro, Manuela Hernández.

Volcados en la investigación

«Es cierto que al inicio lo que pedían las empresas es poder hacer los test a sus empleados. Salió primero una recomendación y después una prohibición para que no se entrara ahí al necesitar una prescripción médica o que hubiera una sintomatología. Además, estamos hablando de precios que se pueden ir a los 200 euros», apunta. ¿La solución para poder aprovechar esta oportunidad de ayudar? Volcarse en la investigación.

«Estamos trabajando en el control de superficies que pueden estar contaminadas, en una investigación que se centra en el control, algo que entendemos fundamental en la etapa en la que estamos, es decir, en la fase 3 de la desescalada», afirma. «Igual que se puede ver en personas, el virus se puede detectar en superficies porque ya hemos visto que se contagia por el aire, estos estudios también permiten comprobar la eficacia de los tratamientos de limpieza, para ver si hay determinados indicadores. Una de los sitios más interesantes para analizar sería, por ejemplo, las depuradoras; en zonas como Murcia Valencia ya hay datos muy interesantes, estamos inmersos en eso en la actualidad, en el muestreo de superficies», señala.

Resultados significativos

De momento, las investigaciones que está desarrollando el Cicap en su radio de acción —es decir, en la comarca de Los Pedroches— no están dando resultados significativos puesto que la carga viral es muy baja en la zona, donde precisamente el viernes se comunicó que el contador de casos activos de coronavirus volvía a estar a cero. «En las empresas o fábricas, por ejemplo, los trabajadores van totalmente protegidos, pensamos que puede tener sentido hacer estos nuestros en zonas como comedores o vestuarios porque ahí las medidas de protección se relajan, aunque las pruebas que hemos realizado no dan resultados significativos», detalla la directora del Cicap.

Todas estos estudios e investigaciones se centran ahora en saber cómo ha circulado el virus, en conocer detalladamente en qué situación nos encontramos. «Nos hemos centrado lo primero en la salud, en curar a las personas, lógicamente. Ahora la mayoría de las investigaciones se están centrando en la curación, pero también en saber por qué hay personas que desarrollan síntomas y otras no, si las asintomáticas transmiten el virus o no, ahondar y conocer en esa parte, en cómo se transmite la enfermedad aportaría datos muy interesantes», explica. La máxima responsable del Cicap defiende las posibilidades de la tecnología pero, sobre todo, de un conocimiento preciso de la enfermedad