Ir a la barra de herramientas

Cruz Roja atiende a más de 400 refugiados o solicitantes de asilo en sus centros de Córdoba

Cruz Roja atiende a día de hoy en la provincia de Córdoba a más de 400 refugiados o solicitantes de asilo, entre los que se encuentran alojadas en centros y los que ya están en pisos de alquiler.

Así, en la primera fase del programa de atención a estas personas en España, la de acogidahay actualmente en la provincia 100 usuarios repartidos entre la capital (45) y Puente Genil (55). Esto supone una ocupación del 75%, pues son 133 (50 en Córdoba y 83 en el municipio pontanés) las plazas con las que para esta fase de acogida cuenta la institución humanitaria en estos momentos.

En la segunda fase, la de integración, en la que los demandantes de protección internacional viven ya en pisos y reciben ayudas económicas para el alquiler y otras necesidades básicas por parte de la entidad, se encuentran otras 307 personas, de las que 203 habitan en la capital y las 104 restantes en Puente Genil.

El perfil de estas personas es muy diverso, aunque en la capital son mayoría las familias de países centroamericanos y sudamericanos (como Venezuela, El Salvador o Colombia) y de antiguas repúblicas soviéticas (como Ucrania o Georgia).

En Puente Genil predominan en la fase de acogida también las familias de países africanos como Marruecos o Nigeria, así como de Georgia, y en la segunda fase abundan más los hombres de entre 18 y 35 años de Venezuela, Colombia y Ucrania. No obstante, hay también muchas mujeres (un 46%) y menores de esas y otras muchas regiones y países del mundo, hasta cerca de una treintena diferentes.

Cruz Roja Española es una de las organizaciones que participan en la gestión del programa de acogida a personas solicitantes de protección internacional en España, financiado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea.

La intervención de la entidad consta de varias fases, que cubren desde la primera acogida hasta la integración y la autonomía de los participantes, con una duración aproximada de 18 a 24 meses.

Compromiso social en tiempos del covid-19

Al comienzo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, Cruz Roja puso en marcha un plan de contingencia en sus centros de Córdoba y Puente Genil con el objetivo de preservar la salud de todas las personas residentes y del equipo de trabajadores que han realizado servicios mínimos.

Además de esto, conviene destacar que desde que se decretó el estado de alarma, más de una veintena de personas refugiadas o solicitantes de asilo han colaborado como voluntarias en el programa Cruz Roja Responde frente al covid-19, lo que pone de manifiesto «su compromiso social en estos momentos tan difíciles», indican desde la institución.

Desde el reparto de alimentos u otros bienes de primera necesidad hasta las llamadas a población vulnerable o de riesgo, pasando por la atención a personas sin hogar o a inmigrantes en asentamientos, el apoyo escolar a niños o acciones relacionadas con el empleo, «muchas y muy variadas han sido las tareas que han desempeñado como voluntarias durante estos meses de confinamiento».

Por último, coincidiendo con la conmemoración el próximo sábado 20 de junio del Día Mundial de las Personas Refugiadas, Cruz Roja ha organizado un año más en Puente Genil diversas actividades orientadas a sensibilizar sobre la realidad de las migraciones forzosas.

De igual modo, la entidad mantiene activo en Córdoba La maleta invisible, un proyecto de educación para el desarrollo apoyado por el Ayuntamiento de Córdoba que persigue desmontar prejuicios y estereotipos en torno a las personas migrantes y, de paso, facilitar su acogida e integración en la ciudad