Ir a la barra de herramientas

Reforma de la PAC: Del agricultor genuino al pluriactivo y ahora surge otra propuesta, el genuino plus

Cada CCAA va perfilando la PAC que le beneficia y, especialmente, la figura del agricultor genuino que le favorece. Esta semana, Cantabria apostaba por la definición del agricultor genuino se base en la definición del agricultor profesional y adaptado a las peculiaridades del sector en esta región. Andalucía, pide que la definición incluya al agricultor pluriactivo. Y ahora, desde Castilla y León, a través de la UPA, se apoya un nuevo concepto: la figura de ‘Agricultor y Ganadero genuino plus’ para que las administraciones (Ministerio de Agricultura y Junta de  Castilla y León) prioricen medidas de apoyo específicas para los verdaderos profesionales  del sector.

UPA Castilla y León defiende un mejor reparto de la nueva PAC ante las últimas noticias que apuntan a que el presupuesto comunitario para las políticas agrarias 2021-2027 no varía excesivamente a precios corrientes, pero sufre un descenso en precios constantes (aplicando la inflación).

Los agricultores y ganaderos de Castilla y León reciben unos 1.100 millones de euros en ayudas directas anuales y 1.822 millones de euros dentro del Programa de  Desarrollo Rural, en este caso en el periodo 2014/2020, por lo que en el nuevo marco europeo para el periodo 2021/2027 que se ha hecho público recientemente seguiremos recibiendo importes similares a expensas de conocer el reparto que se haga a nivel nacional.

Según los cálculos de UPA, estas proyecciones de presupuesto se hacen a precios corrientes, es decir, sin tener en cuenta la inflación. «Si las hacemos a precios constantes, teniendo una inflación media del 2% anual, al final del periodo (año 2027) tenemos una disminución del presupuesto del 10%».

Ante esta situación, UPA considera que la agricultura y ganadería profesionales necesitan las ayudas de la PAC frente a un mercado volátil y desequilibrado. Además, recordamos que se trata de un sector estratégico que hay que proteger y fortalecer. Por todo ello, UPA en Castilla y León considera que lo importante ahora es centrar los esfuerzos en cómo se diseñan las ayudas de la PAC en nuestro país para el nuevo periodo, dado que en esta reforma así se permite por primera vez.

Apuestan por «un apoyo incondicional a la agricultura y ganadería familiar, ligada a la tierra, y que desarrolla su actividad en el medio rural. Más importante que un reparto territorial es un reparto de los recursos que llegue a los que verdaderamente lo necesitan: agricultores y ganaderos que viven prioritariamente de su explotación. Para ello es fundamental una definición de agricultor genuino».

Por ello, «exigimos la figura de ‘Agricultor y Ganadero genuino plus’ para que las administraciones (Ministerio de Agricultura y Junta de  Castilla y León) prioricen medidas de apoyo específicas para los verdaderos profesionales  del sector».