Ir a la barra de herramientas

Más de veinte proyectos estarán en obras en Córdoba en el curso del covid

El centro de convenciones se reanudará y llegará a su fin la biblioteca. La remodelación del Palacio de Congresos es una de las iniciativas que siguen

El Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC) y la biblioteca del Estado son dos de los proyectos que están en la agenda de un curso político condicionado por la incertidumbre del coronavirus. Si no hay contratiempos, ambos serán ejemplo de proyectos que empiezan, en el caso del centro de ferias, y acaban, en el de la biblioteca, en plena pandemia y estarán entre los más de veinte que habrá en obras. Hay otra iniciativa significativa más, la del Palacio de Congresos, obra de la Junta, que representa a las actuaciones que continuarán adelante mientras el coronavirus no interrumpa la actividad de la construcción. A estas obras públicas se suman otras privadas previstas, entre ellas, las del Palacio Episcopal. Gobierno, Junta y Ayuntamiento, además de capear el temporal de la pandemia, tienen el reto de aprobar los presupuestos para el 2021, que no se esperan con grandes dispendios para proyectos. Al Gobierno central es al que más le urgen, teniendo en cuenta que se mantiene con los presupuestos prorrogados del 2018.PUBLICIDADAds by Teads


GOBIERNO CENTRAL

Biblioteca, museo y revisión de carreteras

La obra estrella del Gobierno, y ahora más que nunca porque llegará a su fin, será la biblioteca, edificio que empezó a ejecutarse en el 2014 y que en el 2016 quedó parado manteniéndose así dos años y medio. En abril del 2019 se reanudó la obra de la mano de Tragsa, que contaba con un presupuesto de 9,7 millones y un plazo de año y medio para acabarla, periodo que expirará en octubre, aunque su apertura está prevista para el 2021, ya que hay que equiparla. Las dos semanas de paralización de la construcción en marzo más el suministro de materiales (hay dos concursos recién adjudicados para puertas, mamparas y pavimentos) pueden repercutir en los plazos.

Pocos proyectos más le quedan al Gobierno en marcha aparte de ese y de las obras de restauración de la fachada del Museo Arqueológico, que se inició poco antes del estado de alarma y que tiene un plazo de ejecución de un año. Sobre el papel sí le restan actuaciones pendientes como avanzar en proyectos de carreteras que están en la fase de estudio ambiental o de revisión como la autovía de Badajoz-Granada, la segunda fase de la variante Oeste o el acondicionamiento de la A-4 que eliminará las curvas de la cuesta del Espino. Las dos nuevas comisarías son también iniciativas a la espera de algún avance en su tramitación.

JUNTA DE ANDALUCÍA

El Palacio y trámites para la ronda Norte

La Junta tiene en este nuevo curso como obra principal la terminación de la segunda fase del Palacio de Congresos de la calle Torrijos, actuación que también ejecuta Tragsa, que fue la encargada de iniciarla en febrero de este año con dieciocho meses de plazo. En este caso octubre del 2021 es la fecha en la que la reforma debe llegar a su fin tras una inversión de 5,6 millones que se suma a la realizada en la primera fase. El ejercicio 2021 será el año en el que Córdoba contará con dos edificios para ferias y congresos, el de la Junta y el del Ayuntamiento.

Entre las obras ya iniciadas que tendrán continuidad se encuentra la construcción del IES Miralbaida, que empezó en junio, en plena desescalada, con un plazo de 14 meses y un presupuesto de 5,4 millones. Si todo va bien, el IES que se levanta en Huerta de Santa Isabel debería estar acabado para octubre del 2021. Ese mismo año ha de abrir sus puertas el hospital de Palma tras casi tres años de obras y una inversión de más de 13 millones. Este otoño han de proseguir los trabajos que se llevan a cabo desde noviembre para la construcción del edificio de consultas externas del Materno Infantil, presupuestado en 9,5 millones y que tiene 27 meses de plazo, por lo que aún le queda recorrido. El próximo curso será también el de las obras de la UCI pediátrica del Reina Sofía, cuyo inicio está previsto para septiembre, y el de la licitación de la sede judicial de Lucena.

Entre las novedades del curso estará el inicio de los trámites para la redacción del proyecto del tramo de ronda Norte entre Fuente de la Salud y la ronda de Poniente, cuyo estudio previo ha hecho, por lo que tiene una propuesta de trazado que quiere negociar con los vecinos. Los planes de la Junta son dejar listo este otoño el pliego de condiciones para la redacción del proyecto de la primera fase de las dos en las que se dividirán los 2,2 kilómetros de trazado con el fin de licitarlo antes de final de año. Sería el primer paso de una obra que dará continuidad al tramo que ejecuta el Ayuntamiento.

Otra de las tareas de la Junta será la de revisar los proyectos ya redactados para llevar agua a Trassierra y Cerro Muriano, así como continuar con los trámites para la red de La Colada, la Autovía del Olivar y la variante de las Angosturas. La Junta espera también que en el parque logístico se reanude la construcción de nuevas naves tras el creciente interés de las empresas al modificar el plan funcional que permite vender parcelas.

AYUNTAMIENTO

El CEFC, la ronda Norte y otras obras

El Ayuntamiento tiene el reto de poner en práctica un plan de choque contra la crisis del coronavirus que consensuó con los agentes económicos y sociales y que tiene a la obra pública como uno de sus pilares básicos. El compromiso adquirido en ese plan es el de impulsar proyectos contemplados en los presupuestos o largamente anunciados como el CEFC, edificio ideado en la anterior etapa del PP, cuyas obras empezaron en marzo del 2015 pero quedaron paradas dos años después de varias prórrogas a la adjudicataria. Septiembre es la fecha barajada para que la reforma del antiguo pabellón de Cajasur del Parque Joyero, ya adjudicada, se reanude con un plazo de diez meses y un presupuesto de más de 13 millones.

Aunque noviembre era la fecha prevista para que llegase a su fin otra obra reanudada hace un año tras más de una década de trámites, el tramo de ronda Norte privado y ligado a Mirabueno, que discurre entre Fuente de la Salud y la N-432 y que ejecuta de forma subsidiaria Urbanismo, se retrasará hasta la primavera del 2021 por el desvío de líneas eléctricas. La ronda Norte, presupuestada en 6,7 millones y con un grado de ejecución del 60%, es la obra de más envergadura que tiene en marcha el Ayuntamiento, que debe acabar además la del Archivo Histórico, que debería estar culminada ya pero se retrasa tras haber estado unos meses parada. En Villarrubia tiene Urbanismo otra obra más que ejecuta de forma subsidiaria, la urbanización de la antigua Azucarera, cuyas calles se asfaltarán en septiembre. Las previsiones son que los trabajos, presupuestados en 3 millones, lleguen a su fin este año y que en otoño se licite el puente sobre el ferrocarril, valorado en 3,5 más.

El Ayuntamiento tiene el reto de iniciar proyectos sufragados por los fondos Edusi, para los que el tiempo empieza a jugar en su contra porque deben estar para el 2022. En el listado están una nueva fase del Parque de Levante, que durará ocho meses y costará cerca de un millón, la de la plantación de árboles, que desde marzo está lista para su inicio, previsto para septiembre; la peatonalización del eje Realejo-San Lorenzo, que acaba de salir a concurso y que valdrá casi medio millón, y el parque del Patriarca, respecto al que hay compromiso de licitación antes de que acabe el año para que la actuación, presupuestada en 600.000 euros, esté en obras en el 2021. Actuaciones inminentes de este otoño serán el arreglo de espacios como Bailío, Capuchinos y el zoco municipal. A ellas deben unirse obras de Infraestructuras pendientes de años anteriores.

Vimcorsa iniciará en breve la edificación de uno de los tres bloques de VPO (el que está adjudicado) de Huerta de Santa Isabel, en los que invertirá 34,9 millones. Hay otro bloque en licitación y el concurso del tercero se prevé para octubre. Las primeras obras del recinto ferial, sin licitar aún, y del Parque del Canal, en adjudicación, son tareas previstas para los próximos meses, en los que el Ayuntamiento debe buscar soluciones para el Templo Romano y el convento Regina