Ir a la barra de herramientas

Belalcázar inicia su ‘desescalada’ tras el brote de coronavirus

El mercadillo comenzará a funcionar y los bares podrán tener un 50% de ocupación en las mesas interiores

 Belalcázar, Francisco Luis Fernández, ha anunciado este sábado que «a partir del lunes comenzará una nueva desescalada y comenzaremos a recuperar un poco la normalidad», tras los numerosos casos de coronavirus que se han producido estas últimas semanas en la localidad. Según los datos publicados el viernes por la Junta -los fines de semana no se actualizan por municipios-, en Belalcázar se han confirmado 51 casos con PCR en los últimos 14 días y 7 casos en la última semana, además de tres fallecimientos desde agosto.

En concreto, el alcalde ha señalado que el mercadillo comenzará funcionar de nuevo los martes 15 y 22 de septiembre al 50% y al 100% el martes 29 de septiembre «si la situación lo permite». Además, aconseja a los locales de hostería y restauración no servir en barra y restringir en el interior del local la ocupación del 50% de las mesas, al mismo tiempo que pide prudencia a los autónomos que tengan que trabajar en el interior de las casas donde haya personas conviviendo, con el uso de mascarilla y gel desinfectante.NOTICIAS RELACIONADAS

El coronavirus vuelve a repuntar en Córdoba con 108 nuevos casos y una muerte más

Por otra parte, Francisco Luis Fernández indica que del 14 al 28 de septiembre los bares no podrán poner más de 20 mesas por local, aunque tengan concedido más espacio para ello.

En un comunicado, el alcalde también señala que a partir del lunes 14 van a velar por el cumplimiento de lo establecido en la norma estatal y autonómica en relación con la existencia de gel desinfectante en la entrada y salida de los locales, la distancia de seguridad en grupos de no más de diez personas, las reuniones familiares de no más de diez miembros siempre que convivan en la misma unidad familiar, junto a la prohibición de servir bebidas alcohólicas de pie en la calle.

Fernández agradece la responsabilidad demostrada por los belalcazareños a petición de su alcalde y la implicación de bares y locales de restauración, personal sanitario, de ayuda a domicilio, Policía Local, Guardia Civil, agricultores y ganaderos.

Asimismo, tras la negativa de la Junta a atrasar el comienzo del curso, «pese a que la situación actual no es aún nada favorable», insiste en la responsabilidad de cada persona,para «que al movernos lo hagamos con la mayor prudencia y garantía posible».