Adelante pide al Gobierno andaluz que garantice líneas de transporte interurbano en el Norte de la provincia

que presta el servicio en Pozoblanco, muy utilizado por las personas que trabajan en el hospital y en el CAMF Ana Naranjo denuncia que ha dejado caducar el contrato con la empresa

La diputada andaluza por Córdoba del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Ana Naranjo, ha pedido al Gobierno andaluz que garantice la continuidad de las líneas de transporte interurbano que conectan los pueblos del Norte de la provincia, tras haber caducado el contrato con la empresa que prestaba el servicio en Pozoblanco sin que consten prórrogas ni se haya licitado una nueva concesión. Naranjo ha recordado que “para combatir la despoblación en zonas rurales es imprescindible que sus habitantes cuenten con buenas comunicaciones para evitar el aislamiento”, especialmente en municipios “con una población muy envejecida”.

En el caso de Pozoblanco, Naranjo ha recordado que este autobús es esencial para el transporte diario de las personas que trabajan en el Hospital y en el Centro e Atención a Personas con Discapacidad Física (CAMF) y que utilizan las líneas programadas para coincidir con sus horarios de entrada y salida a los centros de trabajo. Si desaparece, ha alertado la diputada andaluza, “estaremos contribuyendo a que nadie quiera venir a trabajar a Pozoblanco y agravando la situación de despoblación que sufren comarcas ya deprimidas como Los Pedroches”.

Naranjo ha explicado que el contrato en cuestión se formalizó en 2018 con San Sebastián por la Consejería de Fomento y expiró a principios de febrero. La concesión, por tanto, “está caducada” y se ha aprobado una continuación del servicio de un mes con el fin de “evaluar la rentabilidad de las líneas”. Ese plazo, ha advertido Naranjo, “expirará en unos días”. La diputada andaluza ha señalado que “esa rentabilidad no puede ser lo que determine si se presta un servicio público o no”, ya que “la administración debe garantizar el acceso de los vecinos y vecinas a recursos tan básicos como un medio de transporte que les comunique con otros puntos de la provincia”.

Naranjo ha recordado que se trata de una situación “recurrente”, que ya se ha dado con anterioridad en diferentes municipios de la provincia con la “permisividad” de la administración competente, que es la Junta de Andalucía, y con el consiguiente perjuicio para los vecinos y vecinas de las zonas afectadas, que viven “con la permanente incertidumbre de poder quedarse sin un servicio de transporte en cualquier momento” por la decisión del Gobierno andaluz de “dejar caducar los contratos con las adjudicatarias sin preparar prórrogas o nuevas licitaciones”.

La diputada andaluza ha exigido al Gobierno andaluz que el “supuesto compromiso” contra el despoblamiento de las zonas rurales se concrete en “políticas públicas efectivas”, que pasan por una dotación de servicios que iguale a su ciudadanía con la del resto de poblaciones y por una especial atención a “la vertebración de la provincia para no condenar a los pueblos y aldeas al aislamiento”.