«A lo mejor me dan la ayuda cuando me muera»

En Córdoba 6.000 personas esperan ser valorados por los Servicios Sociales para acceder a las ayudas a la Dependencia y otras prestaciones

fuente : cadena ser córdoba :

Maruja tiene 92 años, vive sola, en 2019 le confirmaron un grado de Dependencia que conllevaría unas horas de ayuda a domiciliio, pero todavía, casi dos años después, no tienen noticias.

Mientras que llega el trámite, que puede tardar todavía meses, sus vecinas la están ayudando. Parece una historia aislada, un caso particular, pero no lo es.Thanks for watching!PUBLICIDAD 

La falta de respuesta en tiempo de los expedientes de muchos mayores, el retraso en la valoración y en las resoluciones definitivas, y la tardanza posterior en la activación de la ayuda, una vez que el servicio ha sido concedido, ha obligado a muchas familias, a tener que buscar alternativas.

Los padres de Antonia Jiménez murieron esperando la concesión de la ayuda a domicilio y Maruja teme que a ella le pase lo mismo.

Ella lleva meses esperando una carta en su buzón, una llamada de servicios sociales, pero pasan los días y no se produce.

«Es posible que me manden la carta el día después de morir, para quedar bien», dice con una mezcla de ironía y resignación.

Y en unas circunstancias parecidas están muchos otros expedientes: el de Encarna de Palmeras, Gregoria de Miralbaida, Manuela, Antonia, Gabriel, Mercedes

LA JUNTA DE ANDALUCÍA RECONOCE QUE MÁS DE 6.000 PERSONAS ESPERAN SER VALORADAS EN LA PROVINCIA DE CÓRDOBA PARA PODER ACCEDERA  A UNA PRESTACIONES DE DEPENDENCIA

La casuítica es muy diversa pero el retraso va entre los 8 meses y los dos años de espera hasta que se resuelven los trámites de los expedientes, ya sean para la primera valoración, para las revisiones de grado o incluso para la concesión de recurso.

El delegado de Igualdad y Bienestar Social de Córdoba, Antonio López, reconoce que «es un plazo excesivo». Recuerda que el parón de la pandemia ha provocado mayores retrasos de lo que hasta ahora había, pero también apunta que se acaban de implementar recursos económicos y laborales para agilizar los trámites.

De hecho, según la Junta de Andalucía, esa espera se han reducido en un 32% en los últimos meses.