la estatua de San Rafael de la casa de Corpus Barga en Belalcázar Robada

El Ayuntamiento pide colaboración a los vecinos para localizar a los responsables del expolio

El tiempo ha pasado como una apisonadora sobre la monumental casa de Corpus Barga en Belalcázar, de la que en la actualidad solo se sostiene la fachada. Allí, en la parte más alta, como un guardián sobre el vecindario, se erigía una estatua de San Rafael que el Ayuntamiento ha dado por desaparecida en la tarde de este jueves. «No damos crédito. No entendemos cómo han podido acceder a esa altura y llevársela», ha exclamado consternado el alcalde belalcazareño, Francisco Luis Fernández (PSOE). 

La indignación ha cundido en el vecindario. El municipio tardó más de 80 años, desde el fin de la Guerra Civil hasta noviembre del pasado año, en hacerse con esta finca urbana conocida como casa grande de Corpus Barga o, en términos más exactos, de los García de la Barga y Gómez de la Serna, pues ambas familias coincidieron en el siglo XIX en esta población.PUBLICIDAD

Fachada de la casa de Corpus Barga, sin la estatua de San Rafael.
Fachada de la casa de Corpus Barga, sin la estatua de San Rafael. / EL DÍA

Crearon una rica hacienda y levantaron una gran casa de labor en la que estuvieron como invitados ministros y miembros del consejo de Estado, jefes de Gobierno o presidentes del Tribunal Supremo. Los escudos de ambas familias lucen en lo alto del cuerpo central de la hermosa fachada como símbolo de la unión de dos poderosas familias, con importantes conexiones en la capital de España, y sobre estos símbolos de poderío se situaba la estatua de San Rafael.

La colocó allí el propio Ayuntamiento en 2006 cuando rehabilitó la fabulosa fachada, lo único que queda de esta finca de 2.464 metros cuadrados en la que la corporación intentó crear una Ciudad de los Niños que finalmente no prosperó. Con alrededor de un metro de altura, y teniendo en cuenta que la casa es una «ruina» y tras la fachada solo hay un «amasijo de escombros», en palabras del propio alcalde, se han disparado las teorías de cómo los ladrones han podido trepar hasta el San Rafael para llevárselo. Por lo pronto, el Consistorio ha denunciado el «acto vandalismo» y ha solicitado a la población que, «si han visto algo extraño, ya que la puerta se encontraba abierta, lo comunique a la Policía Local o en las oficinas del Ayuntamiento». 

TAGS

 Los Pedroches