El Ayuntamiento de Pozoblanco abona 600.000 euros en ayudas a empresarios y autónomos para la reactivación económica y social

El Ayuntamiento de Pozoblanco ha abonado las ayudas del Plan Impulsa+ para comercio y hostelería a 203 empresas por valor de 178.700 euros, incluidas en el Plan extraordinario de Reactivación Económica y Social que el Consistorio ha impulsado con ayudas directas de 500, 800 y 1.000 euros.

El alcalde de la localidad, Santiago Cabello, ha explicado que esta iniciativa tiene el objetivo de apoyar a empresas, autónomos y familias que se han visto afectadas por los cierres y restricciones provocados por la pandemia de coronavirus. El regidor ha puesto de manifiesto que “este plan se ha puesto en marcha para que nuestra economía sea capaz de recuperarse y fortalecerse”. También ha recordado que “desde el Ayuntamiento de Pozoblanco ya se está trabajando en impulsar la puesta en marcha de nuevas líneas de ayuda para empresarios y autónomos y poner a su disposición nuevos recursos para reforzar un sector vital para la economía pozoalbense y garantizar un futuro mejor”.  El regidor ha destacado el importante paquete de ayudas puesto en marcha por el Ayuntamiento, que ha incluido ayudas directas de 300 euros a establecimientos y profesionales para gastos de adaptación y medidas preventivas para sus locales y protección personal con un pago total de 85.745 euros. También los bonos de consumo con un impacto de negocio conjunto de 180.000 euros, sumando los 120.000 y 60.000 euros correspondientes a las dos remesas de bonos que se lanzaron.  Además en 2021 se han abonado las ayudas incluidas en el Plan Impulsa+ concedidas al emprendimiento tanto para inicio de actividad como para la contratación por un valor total de 118.400 euros. Por último, el regidor ha destacado también la bonificación durante 2020 y 2021 del 100% de la tasa de terrazas y veladores de establecimientos hosteleros como ayuda por el cierre de actividad debido a la pandemia.

Por su parte, el concejal de Desarrollo Económico, Eduardo Lucena, ha explicado que las últimas ayudas abonadas se encontraban al amparo del Plan Impulsa+ para comercio y hostelería y la empresa solicitante podía obtener 500, 800 o 1.000 euros dependiendo de sus circunstancias. Concretamente se han abonado un total de 178.700 euros a 203 empresas con establecimientos cuya actividad al ser considerada no esencial se ha visto afectada por cierre o restricciones horarias.