60 años de Covap

La Cooperativa del Valle de Los Pedroches cumple este año seis décadas en las que ha transformado social y económicamente la comarca

En 1959, un grupo de ganaderos de Pozoblanco decidió comprar materia prima para alimentar y criar a su ganado. Lo que comenzó siendo un proyecto de vecinos de Los Pedroches para buscar un futuro a su forma de vida, cumple ahora 60 años como una cooperativa convertida en una potente industria que comercializa sus productos traspasando fronteras. La Cooperativa del Valle de los Pedroches, Covap, ha revolucionado en estas seis décadas la ganadería de la comarca cordobesa y se ha convertido en un gigante de la industria agroalimentaria nacional.

Echando la vista atrás en estos 60 años, aquel grupo de una veintena de emprendedores se ha convertido hoy en 4.500 socios ganaderos agrupados bajo el paraguas de la cooperativa. Su historia comenzó en aquel ya lejano 1959 y ha servido para fraguar la mayor cooperativa cordobesa y la sexta de España en una tierra en la que, como decía su presidente fundador, Ricardo Delgado Vizcaíno, no era especialmente rica pero el empuje humano propició el desarrollo económico de la zona.

La cooperativa ha conseguido, a lo largo de estos años, además de un nombre propio, apostar por un concepto agroalimentario propio que va más allá de la agricultura y ganadería tradicional. Y ello, sin abandonar la máxima de llevar la calidad de sus productos en origen a cualquier otro punto fuera de la comarca, con la apuesta en los últimos tiempos por la internacionalización.

Pero sobre todo, en todo este tiempo, ha supuesto un motor para la vida económica y social de miles de familias, creando riqueza en Los Pedroches. Las últimas cifras conocidas de la firma lo demuestran: en 2017 llegó a los 441 millones de euros en ventas y más de 13 millones de beneficios.

Hitos de una historia ligada al origen

Bautizada en un primer momento como la Cooperativa Ganadera de Pozoblanco, años más tarde tomaría el nombre definitivo de Cooperativa del Valle de Los Pedroches, ampliando el horizonte que ya empezaba a expandirse. En 1966 construyó su primera fábrica de piensos y comenzó también entonces la actividad láctea, con un centro de recogida y enfriamiento de la leche de las vacas de la zona. Si el año de su fundación llegó a unir a 70 socios, para entonces ya eran 370.

Esa época fueron años de consolidación del proyecto y, en la década de los 70, la cooperativa se afianzaba con nuevos hitos y con una industrialización que ampliaba su horizonte: en 1974 sacaba al mercado la leche pasteurizada con su propia marca. Poco después, en 1980, la inversión en la industria lechera daba como frutos la comercialización también de la leche UHT, sometida a tratamiento térmico y esterilizada. Había, incluso, importado vacas de países de Europa para mejorar la genética productora de leche de las locales. El éxito de su apuesta en esta época por la producción láctea se tradujo en el número de socios: en 1972, ya sumaban 3.000.

Entre medias, en 1976, Covap abría su fábrica de alimentos compuestos, con una mayor capacidad y silos de almacenamiento para el pienso. Además, potenciaba sus servicios ganaderos y en 1986 abría su primer matadero, con sala de despiece y secaderos de curación, como inicio de la actividad ligada al cerdo ibérico de la dehesa de Los Pedroches.

Los años del fin del siglo XX y la primera década del XXI fueron cruciales en la consolidación de la cooperativa, bajo la presidencia de Tomás Aránguez tras el fallecimiento del fundador. Con grandes inversiones en estos años, desde su entorno Covap abrió puertas a su desarrollo para extenderse por distintas comunidades autónomas, desde Los Pedroches y el Guadiato, a comarcas como La Serena o la Siberia en Badajoz o el Valle de Alcudia en Ciudad Real. La construcción de distintas plantas de mezclas y centros de alimentación para el ganado, ampliaron también la capacidad de la cooperativa.

Salto internacional

El salto fuera de nuestras fronteras llegaría años después,con la creación del departamento internacional dentro del área comercial de la cooperativa, para guiar la comercialización de los productos de Covap hacia otros países. Ese paso se complementaría con la modernización de la industria láctea, la más moderna de Europa en su momento, que generaba más de 340 millones de litros de leche al año ya en el año 2002.

La ampliación del objeto de la cooperativa sube un peldaño más poco después y comienza su actividad con el ganado ovino y caprino de leche, a la vez que en 2005 inaugura su Centro de Transformación Cárnica tanto para porcino, como para ovino y vacuno, además de ampliar la industria del ibérico.

Con casi medio siglo de vida, la Cooperativa del Valle de los Pedroches siguió sumando una nueva fábrica de alimentos compuestos para animales, con capacidad para producir 1.500 toneladas al día. Y volvió a cambiar de presidente, Ricardo Delgado Vizcaíno hijo, que está al frente de la cooperativa hasta la actualidad.

En la última década, Covap ha conseguido el reto de exportar a Estados Unidos y vencer sus férreos controles: obtuvo la homologación de aquel país para exportar sus productos ibéricos desde 2010. Y, para ellos, llegaron el reconocimiento y los premios internacionales, como el Superior Taste Award por el jamón D.O. Los Pedroches.

FUENTE:CORDOPOLIS.

Ir a la barra de herramientas