Ir a la barra de herramientas

La producción de trigo cae un 45% en el último año

La producción de trigo dura se ha producido un descenso del 45% en la producción de trigo duro en la provincia, según ha informado Asaja, que detalla que, en cuanto a superficie, la cifra ronda una reducción del 25%, pasando de 48.848 hectáreas en el año 2018 a 36.235 en el 2019.

En esta línea, las dos principales potencias productoras de trigo duro a nivel mundial, Canadá y la UE, verán recortadas significativamente sus respectivas cosechas de trigo duro esta campaña, en el primer caso en un 23% y en el segundo en casi un 10%. Esta importante caída en la producción mundial debería implicar, en opinión de Asaja, «un reequilibrio en los precios y, por tanto, llevar aparejada una subida en las cotizaciones para los productores europeos de este cereal, que arrastran varias campañas con precios poco atractivos, lo que está haciendo que las superficies de siembra se reduzcan año tras año».

En Europa, la climatología en las regiones productoras de trigo duro (Francia, Italia, España y Grecia) no ha sido benévola y la producción finalmente se recortará en más de 810.000 toneladas. Las estimaciones para esta cosecha se sitúan en 7,7 millones de toneladas frente a los 8,51 millones de toneladas de la pasada compañía.