Ir a la barra de herramientas

El presupuesto del Ayuntamiento de Pozoblanco incluye casi tres millones de euros en inversiones

Las cuentas municipales de 2020 se cifran en más de 19,4 millones de euros

El presupuesto del Ayuntamiento de Pozoblanco de 2020 es superior a los 19,4 millones de euros, tras su aprobación en el Pleno y votados a favor favorable por el equipo de gobierno (PP), y con el voto en contra de los tres grupos de la oposición (PSOE, Ciudadanos e IU) por considerarlos “alejados de la realidad que está viviendo Pozoblanco”.

La sesión plenaria de carácter extraordinario, y celebrada de forma telemática, se inició con la lectura por parte del interventor accidental del estado de gastos e ingresos de unos presupuestos que se ajustan a la estabilidad presupuestaria y a la regla de gasto, en los que se contemplan una inversión real de 2,9 millones de euros.

La defensa de los presupuestos por parte del alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, que los calificó de “equilibrados, rigurosos y responsables”, sirvió para conocer algunas de las partidas más importantes para este ejercicio, donde está prevista la finalización de varias obras en calles, algunas de ellas especiales como el Risquillo o las plazas de los pisos sindicales y la conocida como la blanquita, además de la colocación de dos cubiertas en las pistas de pádel, la finalización del Centro de Envejecimiento Activo y la sala de exposiciones en la Cruz de la Unidad, el arreglo de los caminos rurales y la sustitución de la cubierta de la piscina climatizada, entre otras inversiones.

Cabello también destacó la partida de 580.000 euros para la residencia de mayores, un proyecto que va sentando las bases al disponer ya de 11.000 metros para su ubicación, y el estudio de necesidades, que se está acometiendo en estos momentos, y que servirá, según explicó el alcalde, para hacer una residencia ajustada a las necesidades reales de Pozoblanco.

El alcalde también aludió a las partidas que se han incrementado para atender a la realidad social que está viviendo Pozoblanco tras la pandemia del covid-19 e hizo referencia a los 2,3 millones de euros destinados a Servicios Sociales, con la ampliación de 1,3 millones de euros para ayuda a domicilio, y la inclusión de las ayudas destinadas al Plan Alquila Joven y las Ayudas a la Natalidad.

El rechazo de la oposición

Sin embargo, la visión de los presupuestos por parte de los grupos de la oposición no se correspondía con la ofrecida por el equipo de gobierno. El portavoz de IU, Miguel Calero, calificó los presupuestos de continuistas, sin aportar nada innovador a los mismos, a pesar de la situación que se ha atravesado con la pandemia.

Calero recordó también que la partida destinada a la construcción de la residencia es la misma que lleva desde 2016, además de contar en el presupuesto con subvenciones del Gobierno Central y la Diputación que no van a ser efectivas “porque no han hecho su trabajo, pero las contemplan en el presupuesto”. El portavoz de IU, además, señaló que el Ayuntamiento de Pozoblanco no recauda más de 16 millones de euros anuales, por lo tanto, se acabará el año 2020 con déficit. Así, su previsión es que “o somos capaces de acabar el año con un superávit de 300.000 a 500.000 euros, o los siguientes años serán muy graves económicamente”.

El portavoz de Ciudadanos, Pedro García, por su parte, hizo referencia a que los presupuestos no se ajustan a la realidad, ya que en el borrador se contempla una previsión de ingreso de seis millones de euros por el IBI, cuando en 2018 y 2019 se recoge que se ingresa por este concepto cuatro  millones de euros, por lo que hay una diferencia de dos millones que no son reales.

También destacó la ausencia del Plan Plurianual de Inversiones que debe ser fundamental para marcar los objetivos del mandato y que da una idea del Pozoblanco del mañana. Volvió a incidir en la ausencia de una partida de ayuda extraordinaria para los empresarios y autónomos que han sufrido numerosas pérdidas por el cierre de sus negocios por la pandemia, y que sólo pueden contar con la ayuda directa de 120.000 euros para los gastos de material higiénico y sanitario, pero no para hacer frente a esas pérdidas por la contención del gasto.

Por su parte, Rosario Rossi, del PSOE, calificó los presupuestos como “alejados de la realidad, no atienden a las necesidades reales de Pozoblanco y llegan tarde”. Respecto a que están alejados de la realidad lo argumentó en las cifras de años anteriores, donde la recaudación está en torno a los 16 millones de euros, sin embargo, el gasto está en los 19 millones. También recordó que hay exceso de gasto que no concuerda con lo ingresado, lo que obliga a utilizar los ahorros de Pozoblanco para gastos corrientes y no para grandes de inversiones.

“No atiende a las necesidades reales de Pozoblanco, porque ese millón de euros anunciado para paliar los estragos de la pandemia no aparecen por ningún lado”, y “tardío, porque se argumentó que sería para recoger las necesidades sociales por la crisis sanitaria, y lo único que se ha conseguido es retrasar los pagos de subvenciones a colectivos y servicios”, argumentó Rosario Rossi, quien también hizo referencia a la subida salarias de los concejales del equipo de gobierno de un 2%, lo que supone un aumento de esta partida en 75.000 euros, “algo que no se corresponde con la contención del gasto que solicitamos”.

El portavoz del PP, Eduardo Lucena, por su parte, pidió a los grupos de la oposición que “les dejen trabajar y no ensucien el nombre de Pozoblanco”, a la vez que calificó las propuestas planteadas por los grupos como de “vanas” si lo que quieren es ayudar.

También defendió la actuación del Ayuntamiento de Pozoblanco en cuanto a la atención a los ciudadanos, diciendo que tienen la tranquilidad de que están bien atendidos y desgranó la inversión prevista de más de un millón de euros del Plan de Reactivación Económica tras la crisis sanitaria.

Así, recordó los 250.000 euros destinados al plan de comercio, las ayudas directas para la adquisición de material higiénico y sanitario de 120.000 euros, los 320.000 euros destinados a los microcréditos para los empresarios y familias, los 750.000 euros para el plan empleo, el plan alquila y las ayudas a la natalidad, “porque estamos hablando de empresas, creación de empleo y ayudas a las familias, y todo eso suma 1.090.000 euros, que no es un engaño, es una realidad”.

Tres votaciones diferenciadas

La falta de acuerdo respecto a las propuestas planteadas desde los grupos de la oposición al presupuesto de 2020, plantearon la necesidad de hacer tres votaciones, una vez que el equipo de gobierno planteó una enmienda en la cual se aceptaba la inclusión de una partida de 200.000 euros por la enajenación de una pacerla de Covap, cantidad que se incluiría en la hucha de la residencia de mayores, así como el incremento de 80.000 euros en las ayudas directas a empresarios y autónomos para hacer frente a la situación económica generada por la crisis del coronavirus. Así, las propuestas planteadas de forma conjunta por los grupos de la oposición que contemplaban aumentar la partida para la residencia con los 200.000 euros de remanentes por la enajenación de la parcela de Covap, así como aumentarla en los próximos años con 1,5 millones de euros, con las partidas destinadas a la amortización de deuda si está se liquidase; la creación de una partida de 150.000 euros para ayuda a los autónomos; mejorar el nivel de personal de los cuerpos nacionales de Secretaría e Intervención; además de la contención del gasto para no superar los 15 millones de gasto, la limitación del mismo en un 10% por las diversas delegaciones, así como la no aplicación de la subida salarial del 2% a los órganos de gobierno prevista para 2020, no salieron adelante al contar solo con el voto favorable de los mismos grupos políticos que la presentaron.