Ir a la barra de herramientas

El vicepresidente de la Junta dice que los padres “están en su derecho” a no llevar a sus niños al colegio

Al mismo tiempo, el Gobierno Andaluz pide al Ministerio que «deje claro» que la no asistencia «no es un opción en la enseñanza básica»

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha opinado este martes que los padres que decidan no llevar a los niños al colegio a partir de septiembre “están en su derecho”. “Están en su perfecto derecho a hacer lo que consideren por velar por la seguridad de sus hijos”, ha agregado.

A preguntas de los periodistas en Sevilla acerca de la vuelta a las aulas en septiembre y sobre los padres que amagan con no llevar a los pequeños a clase por inseguridad, Marín ha explicado que la obligación del Gobierno andaluz “es velar por la seguridad de todos los alumnos, los profesores y los profesionales, y todos los recursos se están poniendo encima de la mesa”, si bien entiende que él mismo, como padre que es, “soy que el que tengo la última palabra a la hora de decidir si mi hijo va al cole o no, y eso es respetable”.

En cualquier caso ha recordado que este jueves se va a celebrar una Conferencia Interterritorial y también Intersectorial de Educación y Sanidad por parte del Gobierno de España, y ahí espera que se establezcan “unos criterios lo más comunes posibles para el conjunto de los territorios”.

“Entiendo que si no se dieran por parte de las administraciones las garantías que establece la Organización Mundial de la Salud y el propio Ministerio de Salud, sería el primero que evidentemente no lo haría, pero en este momento eso no se produce”, ha agregado el vicepresidente, que cree que no hay que tener miedo aunque asume que “tampoco nadie va a garantizar que mi hijo no se pueda contagiar en la playa, en el patio de mi casa, en una reunión familiar, en el cine o en cualquier otra actividad”.

Y es que Marín respeta a cualquier padre que sienta miedo, entendiendo que será inevitable que se sigan sucediendo los contagios. De hecho, como ejemplo ha explicado que en Berlín se han cerrado 41 colegios en un solo día y que “no somos ajenos en España a lo que va a suceder en el mundo, pero hay que intentar tener todos los recursos y todos los medios necesarios para evitarlo”.

“Si los niños tienen que ir a clase con mascarillas, si tienen que guardar una distancia, si tienen que entrar por distintas zonas, salir a distintas hora al recreo o tienen determinadas actividades que no se van a poder llevar a cabo y otras que sí, habrá que respetar también los protocolos y los proyectos educativos de cada centro”, ha abundado Juan Marín.

El Gobierno Andaluz pide al Ministerio que “deje claro” que la no asistencia “no es un opción en la enseñanza básica”

Las declaraciones de Marín se producen prácticamente al mismo tiempo que la viceconsejera de Educación y Deporte, María del Carmen Castillo, ha indicado, tras la reunión de la Comisión General de la Conferencia de Educación, que Andalucía ha pedido al Ministerio de Educación y Formación Profesional que tiene que dejar claro que la no asistencia a los centros educativos “no es un opción en la enseñanza básica”, al tiempo que asegura que “ha quedado de manifiesto” que la incorporación a las aulas “se va a hacer con presencialidad”.

Así, en un vídeo distribuido a los medios, Castillo ha destacado que la reunión de la Comisión General “ha servido para poner de manifiesto que todas las comunidades autónomas estamos trabajando en la misma línea para garantizar la vuelta a las aulas en condiciones de seguridad en coordinación con las consejería de Salud y el Ministerio de Sanidad”.

Ha afirmado que “ha quedado de manifiesto” que esa incorporación “se va a hacer con presencialidad, conforme a los calendarios aprobados por cada comunidad autónoma”, porque “se ha entendido, y así se tiene que poner de manifiesto la Conferencia Sectorial del próximo jueves, que la educación es un servicio esencial y, por lo tanto, así tiene que ser tratada y entendida”.

Por último, Castillo ha señalado que desde Andalucía se ha pedido al Ministerio de Educación que tiene que “dejar claro” que la no asistencia a los centros educativos “no es un opción en la enseñanza básica” y, por otro lado, que para facilitar los grupos estables de convivencia “hay que flexibilizar la homologación de las titulaciones del profesorado para que puedan dar docencia de distintas áreas y materias”.