El agro cordobés se moviliza para evitar que se pierda dinero con la convergencia y con la reforma de la PAC

La pandemia ha hecho que las protestas de los agricultores, tengan que reconvertirse en actos minoritarios en los que se guarde la distancia social y con aforos reducidos.

Las tractoradas de marzo pasado han quedado hoy muy lejos pero las reivindicaciones de los agricultores, siguen siendo las mismas: precios justos para el campo.

Las organizaciones agrarias y las cooperativas han abanderado hoy en Córdoba  una concentración simbólica con la que el sector muestra su rechazo a las últimas decisiones del ministerio de Agricultura.

Representantes de Upa, Asaja y Coag, han vuelto a concentrarse ante la Subdelegación del Gobierno a cuyos representantes han entregado un documento con sus reivindicaciones que pasan entre otras cosas «por la retirada del decreto de convergencia, y por una negociación justa en la redistribución de las ayudas de la PAC, entre comunidades y regiones agronómicas».

Representantes de organizaciones agrarias, cooperativas, sindicatos y empresarios durante la concentración en la Subdelgación del Gobierno de Córdoba
Representantes de organizaciones agrarias, cooperativas, sindicatos y empresarios durante la concentración en la Subdelgación del Gobierno de Córdoba / Cadena SER

A esa concentración se han sumado también representantes de la Junta de  Andalucía, del sindicato UGT,  la Confederación de Empresarios de Córdoba, CECO y la Cámara de Comercio que han apoyado también está movilización en contra del decreto se convergencia del Gobierno y de la perdida de fondos de la PAC.

Las organizaciones creen que Andalucía va a salir mal parada en la reducción de regiones agronómicas, en la convergencia entre comunidades y en el reparto de la PAC tras la reforma.

De hecho estiman que se pueden perder cerca de 300 de los 1.700 millones de euros que recibe nuestra comunidad, con el efecto que esto tendrá para las rentas de los agricultores y también para el empleo en un sector que durante la pandemia se ha demostrado fundamental y que es uno de los pocos que ha seguido manteniendo su nivel contrataciones durante los últimos meses, al haber sido declarada como actividad esencial.

Las protestas continuarán durante las próximas semanas en Cádiz, Málaga, Sevilla y Jaén