Colegios e institutos públicos de Córdoba pierden más de 13.500 alumnos en cinco años

Las matriculaciones en los centros de la concertada bajan en casi un millar de estudiantes desde el curso 2015-2016

La bajada de la natalidad en la provincia de Córdoba no es un hecho reciente, sino que acumula ya bastante años y sus consecuencias en en ámbito educativo son ya palpables. Buena muestra de ello es el cierre de unidades en los últimos años porque no hay niños que escolarizar, a pesar de las demandas de las familias por evitar que desde la Delegación de Educación se clausuren. 

Se trata de una situación que se refrenda en los últimos datos de alumnado escolarizado en el Sistema Educativo Andaluz, publicados por la Consejería de Educación y Deporte, que recogen el avance del curso 2020-2021 y que cifran queen la provincia de Córdoba hay 159.475 alumnos escolarizados en todas las etapas. Eso supone que son 12.831 menos que en 2015-2016, cuando eran 172.306, lo que presenta una caída del 7,5%. 

La mayor caída de alumnado, incluso superior al global, se ha registrado en los centros educativos del régimen público de la provincia. En este caso, han perdido hasta 13.566 estudiantes en este mismo periodo. Y es que en el actual curso académico son 118.295 los estudiantes inscritos en colegios e institutos públicos, mientras que hace cinco años la cuantía era de 131.861.

Los centros de la concertada, por su parte, también han visto en estos mismos años una caída de matrículas, aunque mucho menor. Prueba de ello es que en estos últimos cinco cursos han dejado de matricular a 979 escolares. Así, este curso cuentan con 34.692 alumnos, mientras que en el periodo 2015-2016, la cuantía era de 35.671.

Donde sí se ha registrado un repunte notable es en la educación privada de Córdoba: se ha pasado de 4.774 alumnos matriculados hace cinco cursos a 6.488 en la actualidad.

En el caso de los datos interanuales, en la pública se pasó de 123.607 alumnos a 118.295 (5.312 menos); en la concertada, de 35.548 a 34.692 (856 menos); y en la privada, de 6.271 a 6.488 (217 más). En estos datos de avance no se incluye el alumnado con matrícula libre de idiomas, se especifica en la estadística.

La tendencia es similar en el resto de provincias andaluzas y a nivel regional. Si en el curso 2015-2016 había 1,47 millones de matrículas en la pública, este año son 1,36. En la concertada, por su parte, se ha pasado de 325.875 a 330.688, mientras que en la privada los datos son de claro aumento: de 70.820 a 88.829.

Por etapas

Pero, ¿en qué etapas están repartidos esos alumnos? Los datos de la Consejería de Educación revelan un descenso en el primer ciclo de Infantil. Esta tendencia se debe de manera evidente a la bajada de la natalidad, pero también a otras causas, como el hecho de que la pandemia del coronavirus haya podido propiciar que familias que tenían previsto escolarizar a sus hijos menores de tres años finalmente no lo hayan hecho y hayan optado por quedarse con los pequeños en casa, o bien dejarles con familiares o con otro tipo de apoyo.

Así, si el pasado curso, según la misma estadística, hubo en la provincia de Córdoba 9.697 menores de tres años en centros de que ofrecen este servicio, mientras que este curso se han contabilizado 8.167, es decir, 1.530 plazas sin ocupar.

En el segundo ciclo de Infantil, otra etapa no obligatoria, se ha pasado de 20.817 pequeños escolarizados en 2019-2020 a 20.105, lo que supone 712 menores sin escolarizar en este ciclo. La merma se concentra en los centros públicos, que son también mayoritarios, pero también se refleja en los privados y concertados.

En los públicos se ha pasado de 14.938 escolares el pasado curso a 14.416 -es decir, 522 alumnos menos-; en la concertada, de 5.614 a 5.431, lo que representa una bajada de 183 escolares; y en la privada, de 265, a 258.

En Educación Primaria también se ha registrado esta caída de alumnado en el último año, al pasar de un total de 47.595 matrículas en todos los centros escolares, a los 46.210 de este curso, lo que supone 1.385 niños menos.

Los datos apuntan a un ligero incremento en alumnos de Secundaria, a la que ahora acceden los nacidos en los años previos a la crisis que comenzó en 2010 y se recrudeció en 2012.

En este caso, en los centros que ofrecen Secundaria en la provincia de Córdoba había el pasado ejercicio escolar 34.601 alumnos, mientras que en el curso 2020-2021 hay 36.644. Un leve incremento que se ha registrado tanto en los espacios públicos, como concertados y privados.

Mientras, en el ciclo de Bachillerato se ha registrado una caída de alumnado. Y es que en el curso 2019-2020 había 12.138 estudiantes en los centros de Córdoba, mientras que este año la cifra es de 11.869. El mayor descenso, en este caso, se ha registrado en los institutos públicos, que han pasado de tener 10.056 estudiantes a 9.731.

El descenso en la concertada es poco significativo, puesto que en este mismo periodo se ha reducido en un alumno, de 832 a 831. Un dato que contrasta con los estudiantes matriculados en centros privados, que han aumentado en el último año, ya que el pasado curso eran 1.250 frente a los 1.307 de este.