Las jornadas técnicas de COVAP muestran la importancia de la ganadería sostenible para la conservación del medio ambiente

La XXVII Jornadas Técnicas de COVAP han mostrado la importancia y las implicaciones positivas que una ganadería sostenible ejerce en el territorio y sobre el medio ambiente. Con el título ‘Ganadería y sostenibilidad’, las jornadas han expuesto la necesidad de comunicar todas las potencialidades de esta actividad como agente estratégico del desarrollo del mundo rural. El presidente de COVAP ha destacado la indudable apuesta de la Cooperativa por la sostenibilidad. El programa de esta edición complementa la temática de años anteriores, en los que las jornadas se han dedicado a la dehesa y a la economía circular. Delgado Vizcaíno ha resaltado que las intervenciones de los ponentes de hoy “desmitifican” desde el punto de vista científico aquellos “mensajes infundados” que cuestionan la actividad ganadera en relación con el cambio climático y la conservación del medio ambiente. “Una ganadería sostenible y responsable contribuye a la conservación del entorno y al desarrollo económico y social del territorio”, ha expresado el presidente de COVAP. Ricardo Delgado Vizcaíno ha manifestado que es fundamental que los agricultores y los ganaderos impulsen la comunicación de sus actividades de forma acertada, sobre todo lo que aportan a la sociedad para contrarrestar la acción de quienes difunden mensajes que no se ajustan a la realidad del sector, que tiene la responsabilidad de alimentar a la población actual y a la futura. “Somos creadores de vida en el mundo rural y se nos tiene que tomar en cuenta por la sociedad”, ha expresado el presidente. 

La sostenibilidad es un gran reto: “Debemos producir más y mejores alimentos respetando el planeta, ya que la sostenibilidad es mucho más que el clima”, ha afirmado el presidente, quien se ha referido a los 17 objetivos de desarrollo sostenible vigentes en la actualidad, entre los que se encuentra la lucha contra el hambre. En este sentido, ha reseñado que COVAP apuesta de forma decisiva por una cadena de valor sostenible para todos sus integrantes. “Demandamos alimentos saludables, seguros, producidos de forma responsable con respeto al bienestar animal, a los trabajadores, a los ganaderos, al medio ambiente, con un uso racional de los antibióticos y optimizando el uso de los recursos y de la energía. Pero para ello tenemos que concienciar al consumidor de que debe pagar algo más por todas esas garantías.”, ha explicado el presidente de COVAP.

El presidente de COVAP ha hecho referencia al proyecto de la Cooperativa para construir una planta de biogás, que responderá a la necesidad de generar energía con la reutilización de residuos procedentes de la actividad ganadera. 

Ganadería y cambio climático.

‘Realidad versus ficción: ganadería y cambio climático’ ha sido el título de la ponencia del profesor de ciencia animal y especialista en calidad del aire de la Universidad de California, Frank Mitloehner, que ha resaltado los “grandes valores” del modelo de Covap a la vez que ha desmitificado las acciones negativas de la actividad ganadera sobre el cambio climático a través de una interpretación correcta del papel del metano como gas de efecto invernadero y, por tanto, como elemento negativo para el calentamiento global. Sin cuestionar la importancia de estos procesos, la actividad humana como elemento primordial y también la incidencia de los gases que se producen desde el sector agroganadero, Mitloehner ha abogado por conocer de cerca la incidencia de cada uno de esos gases y dejar a un lado los mensajes parciales y que no representan la realidad. 

En ese sentido, el científico ha detallado la incidencia del metano en el efecto invernadero en comparación con otros gases como el carbono o el óxido nitroso, pero ha planteado una cuestión básica, el tiempo que el metano permanece en la atmósfera. A este respecto, ha incidido que frente a los otros gases, el metano permanece como agente contaminante diez años frente a los miles, del carbono y el óxido nitroso por lo que “estamos ante un contaminante atmosférico breve, después de esos diez años hay un proceso que provoca que el metano se descomponga, algo que no ocurre con los otros gases. Por tanto, si la cabaña existente en la comarca de Los Pedroches se ha mantenido nadie puede decir que se estén emitiendo más gases”. 

 Del mismo modo, el profesor de la Universidad de California ha explicado que “mientras que el número de animales sea constante no estamos aplicando nuevos gases a la atmósfera, la narrativa que se está escuchando y que se va a escuchar de que emitimos nuevos carbonos es incierta porque estamos ante un ciclo de carbono reciclado, un ciclo biogénico algo que no ocurre, por ejemplo, con el uso de combustibles fósiles por lo que decir que una vaca emite lo mismo que un coche es algo absurdo”. Siguiendo esta argumentación, Mitloehner ha centrado su explicación también en el ciclo circular que permite que la actividad agroganadera aporte aspectos beneficiosos a la atmósfera, al contrario de los mensajes negativos que predominan en la actualidad. 

Mensaje del Ministro de Agricultura 

Durante la inauguración oficial, el ministro de Agricultura, Luis Planas, se ha dirigido al auditorio a través de un vídeo en el que ha destacado el papel de COVAP en el movimiento cooperativo y en su labor pionera a través de estas Jornadas que ofrecen la oportunidad de poner el foco en la investigación, el desarrollo y la innovación. Elementos fundamentales, a juicio del titular de Agricultura, ya que “atravesamos momentos de cambios, estamos en una década de transformación de la agricultura y ganadería, por lo que necesitamos que cooperativas como COVAP sigan a la vanguardia de cambio”. Del mismo modo, la directora general de Ayudas Directas y Mercados de la Junta de Andalucía, Consolación Vera, y el alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, han reconocido la labor de COVAP en el territorio y la importancia que tiene la Cooperativa en el desarrollo de iniciativas que contribuyen a la generación de valor añadido y de generación de riqueza en el territorio. 

Innovación para la sostenibilidad.

La jornada de trabajo ha comenzado con el director de Actividad Láctea y Compras en COVAP, Emilio de León, defendiendo el trabajo que COVAP hace en torno a la sostenibilidad abarcando cinco pilares: la seguridad alimentaria, el bienestar animal, y la sostenibilidad laboral, medioambiental, económica y financiera. Posteriormente, el vicepresidente de Alltech, Matthew Smith, ha abordado la gestión de la huella de carbono en ganaderías lanzando un mensaje claro: el aumento de la producción láctea registrado en los últimos años no implica un aumento proporcional de la huella de carbono, ya que “la cantidad de C02 que es necesaria para la producción de un litro de leche se está reduciendo”. En este sentido, Smith ha defendido la necesidad de que todos los eslabones de la cadena de producción y del sector lancen “mensajes sólidos” para hacer frente a “las amenazas y los mensajes erróneos, por lo que nuestra respuesta está en la producción”. 

Smith ha expuesto que esa reducción se viene consiguiendo por la implicación en todas las fases de producción lo que ha llevado a una mejora en la utilización de nutrientes y piensos, algo que también contribuye a esa disminución de la huella de carbono por lo que “es la gestión del propio animal lo que nos debe de preocupar para reducir la huella”. Por otro lado, el vicepresidente de Alltech también ha reseñado algunos de los retos que hay que abordar y que contribuirían a esa reducción, que pasaría por ganar en eficiencia o incluso en fertilidad. Smith ha cerrado su intervención abogando por “contextualizar la granja como un sistema, como un conjunto del ciclo vital que nos ofrezca un buen rendimiento y ahí COVAP es un buen ejemplo”. 

Los asistentes han podido acercarse al trabajo que en materia de sostenibilidad aplicado a la industria alimentaria viene realizando Tetra Pak a través de las experiencias expuestas por Mario Abreu, vicepresidente de sostenibilidad de esta compañía. Abreu ha hecho una radiografía de los principales problemas medioambientales como la cantidad de especies amenazadas, la escasez de un recurso natural como el agua o la generación de plásticos, lo que ha propiciado que la industria tenga que hacer frente a los mismos ante unos consumidores cada vez “más exigentes y concienciados”. “La sostenibilidad se está convirtiendo en una licencia para operar ante el consumidor”, ha afirmado, por lo que “las empresas alimentarias tienen que buscar soluciones para estar a la altura, porque la confianza de los consumidores está descendiendo”.  

Para Abreu la solución ante esta problemática pasa “ineludiblemente” por la innovación que “nos permita conseguir objetivos para crear una reputación de sostenibilidad porque es lo que los consumidores están esperando. Debemos ser una elección real para ellos”. En este punto, y en las posturas defendidas por el anterior ponente, Abreu también ha recalcado que es la cadena al completo y todos los agentes implicados los que tienen que centrarse y trabajar por reducir las emisiones y acercarse a los parámetros de sostenibilidad exigidos. “Si todas las empresas estuvieran comprometidas, sería posible el disminuir los 2 grados de temperatura en 2050, pero es necesario ese compromiso global”, ha recalcado

Ir a la barra de herramientas