Ir a la barra de herramientas

El comercio de cercanía acusa a la Junta de favorecer a grandes superficies al ampliar la apertura en festivos

Se refieren a la modificación de la Ley de Comercio Interior incluida en el decreto ley de mejora y simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva en la región

Comercio Andalucía, confederación que agrupa a asociaciones locales y sectoriales de comerciantes, centros comerciales abiertos y mercados de abastos, ha acusado este sábado a la Junta de “poner en peligro la supervivencia del comercio de cercanía” con la modificación de la Ley de Comercio Interior incluida en el decreto ley de mejora y simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva en Andalucía.

En un comunicado, Comercio Andalucía advierte de que “esta modificación permite a las grandes superficies que abran un mayor número de días festivos al año, lo que va a perjudicar al pequeño comercio que no va a poder competir en igualdad de
condiciones”.

En este sentido, denuncia también que esta modificación de la Ley de Comercio Interior se ha producido “con alevosía y nocturnidad, sin escuchar la opinión del sector del pequeño comercio”, que afronta una “auténtica encrucijada, en la que muchos establecimientos están en la tesitura de no saber si van a volver a abrir, si van a tener que hacerlo para volver a cerrar, o van a tener que hacerlo paulatinamente”.

Según Comercio Andalucía, “los comerciantes andaluces se encuentran ante el
peligro de la pérdida de continuidad de miles de pequeñas empresas y de decenas de miles de puestos de trabajo, por lo que lo último que se necesita es pulsar el botón de la liberalización comercial, ya sea encubierta en más domingos y festivos de apertura o en las zonas de gran afluencia turística, que lo único que va a conseguir es dar el tiro de gracia a este sector de pequeños empresarios locales”.

Por todo ello, reclaman a la Junta que “piense en cómo vamos a regresar y cómo vamos a poder seguir prestando el servicio a nuestros clientes, ya que lo que necesita la ciudadanía es poder seguir contando con sus comercios de proximidad, que siempre están ahí y aportan confianza a los andaluces”.

Finalmente, Comercio Andalucía defiende que la nueva situación derivada de la crisis sanitaria por el coronavirus Covid-19 “requiere de nuevas recetas que no son las de la libertad de horarios, que no responden a la situación límite de carácter social y económico que vivimos” y lamenta que la Junta de Andalucía “emite señales peligrosas de querer abandonar al pequeño comercio a su suerte”