Ir a la barra de herramientas

La caída de precios del cereal hace temer que una buena cosecha se acabe convirtiendo en nefasta

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha denunciado el descenso de los precios en origen de los cereales, que puede llegar a truncar las expectativas de los cerealistas de Castilla y León y transformar la cosecha de una campaña medianamente buena, en una campaña agrícola nefasta.

FUENTE :CORDOPOLIS

wheat grain harvest freshly isolated

Esta organización agraria observa cómo, por ejemplo en la Lonja Agropecuaria de Salamanca esta última semana ha bajado el precio en origen drásticamente, hasta 3 €/tonelada en cebada y trigo duro. “Esta situación nos hace pensar que a quince días de que empiece la cosecha de cereales en España, se empieza a hundir de forma generalizada los precios de los cereales, ante las expectativas de una buena cosecha. Desgraciadamente esta bajada no se ve reflejada de la misma forma en los piensos a los ganaderos”.

Desde la UCCL quieren poner de manifiesto “su más absoluto rechazo a las prácticas abusivas empleadas por parte de las multinacionales, que ante unas mínimas expectativas de una cosecha aceptable, inmediatamente estas se encargan de llevarse las ganancias de los esforzados agricultores”.

Por ello, desde UCCL se exige a la administración que en la Ley de la Cadena Alimentaria habilite sistemas de inspección que evite que los productores vendan su producción por debajo de sus costes de producción, puesto que tenemos que esta tendencia bajista en los precios de los cereales haga vender la producción por debajo de sus costes.

Igualmente UCCL exige a las administraciones competentes que se haga un exhaustivo control de las importaciones “para que realmente cumpla las normas de trazabilidad y las exigencias que los agricultores europeos estamos obligados a cumplir, ya que en muchos casos estas materias primas de importación no cumplen con todos los requisitos que si se exigen a los agricultores europeos”.

Finalmente, desde UCCL quieren resaltar que “una cosecha bastante aceptable comparándola con la anterior que finalmente fue mala, se va a ver empañada una vez más por esta importante caída de precios hasta hacerla nefasta”