Ir a la barra de herramientas

El Parlamento aprueba nombrar Hijo Predilecto al cordobés Juan Romero, último prisionero español en Mauthausen

Adelante, PSOE y Ciudadanos han votado a favor -con la abstención del PP y el voto negativo de Vox- una Proposición no de Ley para incluir a Romero entre las distinciones del próximo 28 de febrero de 2021

Juan Romero, en el acto de reconocimiento en Aÿ (Francia)..

La portavoz de Memoria de Adelante Andalucía, Ana Naranjo, ha mostrado en este jueves su satisfacción tras la aprobación de una Proposición no de Ley (PNL) en el Parlamento que pide incluir al último superviviente del campo de concentración nazi de Mauthausen, el cordobés Juan Romero, entre las distinciones del próximo 28 de febrero de 2021 para que sea declarado Hijo Predilecto de Andalucía.

En una nota de prensa, Naranjo ha defendido que “tenemos una deuda pendiente con los héroes de la lucha contra el fascismo y sus víctimas y no tenemos más tiempo para saldarla”. “El ejemplo de lucha y resistencia de Juan Romero merece recibir el cariño y el reconocimiento de su tierra natal, Andalucía”, ha destacado antes de explicar que la iniciativa salió en ese punto adelante con los votos a favor de Adelante, PSOE-A y Cs, la abstención del PP-A y el voto en contra de Vox.

De este modo, para Naranjo ya “solo cabe que el Gobierno andaluz cumpla con el acuerdo del Parlamento de Andalucía”, ya que como se expresó en la comisión “no hay impedimento alguno para conceder la más alta distinción al último español vivo superviviente de los campos de exterminio”.

Por su parte, el responsable del área en Podemos Andalucía, Juan González Mesa, ha resaltado “el espíritu de culto a la vida de la propuesta” y que “la trayectoria de luchadores como Juan Romero nos recuerdan que quienes combatieron en el bando republicano lo hicieron también para defender la civilización misma de la barbarie”.

Indica que el reconocimiento de Juan Romero como Hijo Predilecto de Andalucía para 2021 “sería el primer acto de reconocimiento para un luchador antifranquista que ha sido homenajeado y reconocido fuera de nuestras fronteras pero olvidado dentro de ellas”.

Para la coalición de izquierdas, impulsar políticas públicas para el reconocimiento y reparación de las víctimas que padecieron “deportación, confinamiento, torturas y, en muchos casos, la muerte” por su compromiso con los derechos y libertades democráticos y para defender su pervivencia en la sociedad española y europea, incluidas aquellas personas que, como en el caso de Juan Romero, “tras huir de España en 1939 fueron confinados en campos de concentración nazis en Europa y en el territorio colonial francés del Norte de África”.

Grupo de españoles, en el que está Juan, tras la liberación del campo de concentración.

Nacido en Torrecampo

Juan Romero, vecino de la localidad cordobesa de Torrecampo que tras luchar en la guerra civil contra las tropas de Franco siguió combatiendo el fascismo en Francia hasta que fue invadida por los nazis, que le hicieron prisionero en el campo de exterminio de Mauthausen”. Romero es el último superviviente español que aún puede hablar en primera persona del horror nazi, y “su lucha contra el fascismo debe constituir unos de los referentes esenciales de nuestras sociedades actuales”.

González Mesa ha añadido que es importante recordar que “teniendo en su mano la posibilidad de librar a estos compatriotas del campo de concentración, Serrano Suñer los abandonó a una muerte segura. No puede enarbolarse la bandera de la reconciliación sin condenar a golpistas de este calado como Suñer, Queipo de Llano o Franco”.

Según la PNL aprobada, “el derecho a conocer nuestro pasado reciente, a la verdad histórica, a reconocer las raíces de nuestra democracia y los valores de libertad, igualdad, solidaridad y justicia social por los que lucharon estos españoles” debe materializarse en políticas públicas de memoria que promocionen y protejan estos principios democráticos.

Por ello, además del reconocimiento de Juan Romero como Hijo Predilecto de Andalucía, Adelante exige “impulsar el conocimiento de la verdad histórica del Estado constitucional republicano, del golpe de Estado, de la dictadura militar franquista y del periodo de la Transición a la Monarquía parlamentaria en el marco educativo andaluz, tal y como recoge la Ley de Memoria Democrática de Andalucía”