Ir a la barra de herramientas

Coronavirus en Córdoba: La UCO, preparada para las clases virtuales

lumnos de la UCO en una clase del Campus de Rabanales. / EL DÍA

FACEBOOK TWITTER WHATSAPP 

Las clases en el seno de la Universidad de Córdoba (UCO) son a partir de este martes totalmente de carácter virtual. Se trata de una de las medidas adoptadas por la Junta de Andalucía para intentar controlar el avance del coronavirus, pero que en el caso de la institución académica cordobesa, en la que hay matriculados más de 15.000 alumnos, ya se venía desarrollando.

No en vano, la UCO ya había reducido la presencialidad en las aulas hace apenas una semana, por lo que la nueva medida de restricción llega con los deberes hechos. El rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, a explicado a el Día que «se trata de una medida ajustada a la actual situación sanitaria». «Son medidas adecuadas y nosotros nos habíamos adelantado», ha recordado.

Ante las críticas suscitadas por diversos colectivos y en redes sociales por el hecho de que las clases sean de carácter telemático tras la decisión de la Junta, Gómez Villamandos ha recordado que «la enseñanza en la universidad» es diferente a la que se imparte en colegios e institutos, que sí permanecen abiertos.

«Son grupos con una interacción muy grande y que vienen de todas partes de España», ha explicado, al tiempo que ha recordado que en la UCO «tenemos campus abiertos».

No obstante, desde el inicio de curso en la Universidad de Córdoba ya se estaban impartiendo las clases de manera bimodal, es decir, de carácter presencial y de carácter virtual para evitar cualquier tipo de contagio. Además, la institución académica ha dispuesto en las aulas códigos QR para controlar los aforos y saber los contactos del alumnado en cualquier momento.

El rector, además, ha reconocido que «a todos nos gustaría la presencialidad en las aulas», pero hasta el momento no es posible. Aun así, ha señalado que en el momento en el que se levanten las restricciones «se volverá al sistema bimodal». La supresión de las clases presenciales universitarias por la Junta de Andalucía «no es una medida que guste, por disminuir el valor añadido» que conlleva la presencialidad, pero, «si son dos semanas, tampoco pasa absolutamente nada», y lo importante, según ha insistido Gómez Villamandos, es que se mantiene la presencialidad para las clases prácticas, pues con ello «minimizamos mucho el efecto negativo» de la medida, con la cual están «conformes» en la UCO.

Gómez Villamandos también ha hecho referencia a las prácticas del alumnado, que se mantendrán de manera presencial, para los estudiantes de la facultades de Medicina, Enfermería y Fisioterapia, además de las prácticas externas en empresas, siempre y cuando éstas las mantengan. Además, ha recordado que la actividad, en este caso, se puede mantener hasta las 22:00, hora en la que empieza el toque de queda.

Ante las medidas que ha adoptado ahora el Ejecutivo andaluz, en la UCO están «preparados» para aplicarlas y entienden que así sea, teniendo en cuenta que «la población universitaria tiene distintos orígenes«, en la provincia de Córdoba y fuera de ella, es decir, procede de zonas con mayor o menor incidencia del covid-19 y, una vez en Córdoba, esta población universitaria «se mueve por toda la ciudad», pues «no tiene una situación de control como sí tienen los colegios, en cuanto a movilidad».

Otro de los aspectos a los que ha aludido el rector ha sido al comportamiento del alumnado desde que comenzó el curso y ha señalado que ha sido «correcto, adecuado y sin problemas», salvo la expulsión cautelar de 22 alumnos por incumplir las normas anticovid. 

Según la última información facilitada por la institución académica, el acumulado de positivos de covid confirmados por PCR se cifra en 216 personas, 188 de ellas estudiantes, 16 PAS y 12 PDI.

Con todo ello, las clases en la UCO se desarrollarán vía online a través de la plataforma Moodle, que durante la primera ola del coronavirus se convirtió en la piedra angular de la docencia virtual.