Ir a la barra de herramientas

El Congreso aprueba la ‘Ley Celaá’ con los apoyos de Unidas Podemos, ERC, PNV y Más País

La iniciativa será remitida al Senado para continuar con el trámite parlamentario

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá |

El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves el dictamen de la Comisión de Educación y FP sobre la LOMLOE, la reforma educativa también conocida como ‘Ley Celaá’, con los votos a favor del PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, Compromís y Más País.

El texto ha salido adelante con 177 ‘síes’, mayoría absoluta de la Cámara, una mayoría que necesitaba alcanzar para salir adelante, ya que se trata de una modificación de una ley orgánica, frente a los 148 ‘noes’ de PP, Cs, Vox, CC, CUP, PRC y UPN. Por tanto, la iniciativa será remitida al Senado para continuar con el trámite parlamentario.

El dictamen que se ha aprobado recoge algunas de las enmiendas aprobadas en las últimas semanas y que han generado fuertes críticas entre la oposición, como es el caso de la supresión de la referencia al castellano como lengua oficial del Estado en la enseñanza, así como la consideración del castellano y las lenguas cooficiales como lenguas vehiculares. Ante esto, PP, Cs y Vox ya han anunciado que llevarán esta Ley al Tribunal Constitucional (TC).

El texto también incluye otros cambios como el aumento de plazas públicas en la educación de 0 a 3 años; la oferta “suficiente” de plazas públicas; que la asignatura de Religión no cuente para las notas medias; la prohibición de que los colegios concertados segreguen por sexo; la cesión de suelo público exclusivamente a la construcción de centros de titularidad pública; la fijación de la “excepcionalidad” de la repetición de curso; la inclusión de una cuarta modalidad de bachillerato más general; o la derivación de alumnos de centros de Educación Especial a centros ordinarios en el plazo de 10 años.

En cuanto a las enmiendas ‘vivas’ que quedaron sin aprobar en Comisión –más de 600–, sólo se ha aprobado una durante el Pleno. Se trata de una enmienda transaccional de Más País y Compromís, que ha contado con el respaldo del PSOE, Unidas Podemos, ERC y JxCat, para enseñar cultura fiscal en la asignatura de Valores Cívicos y Éticos.

El debate se ha centrado en la enmienda ya incluida en el texto que suprime el carácter vehicular del castellano en la enseñanza, iniciativa que ha motivado las duras críticas por parte de la oposición hacia el Gobierno, al que han acusado de eliminar derechos y de ‘dar alas’ al independentismo. También ha sido un tema central la educación concertada, con la derecha defendiendo la pluralidad de la red educativa y la izquierda negando que la LOMLOE suponga un “ataque” a este tipo de enseñanza.

Tras el debate, que ha concluido con la intervención de la diputada socialista, el Pleno ha sufrido un parón de casi tres minutos durante el cual los diputados del PP y Vox y algunos de Cs daban golpes en sus escaños y gritaban ‘libertad’, mientras que los del PSOE y Unidas Podemos aplaudían la nueva Ley de Educación, que sustituirá a la conocida como ‘Ley Wert’, en referencia al ministro, José Ignacio Wert, aprobada en 2013 cuando el PP tenía mayoría absoluta.