La pregonera de la Semana Santa de Pozoblanco resalta que la pandemia «ha convertido las casas en iglesia»

María José Martín Amor exalta el papel de las madres y el compromiso que deben adquirir los miembros de las juntas de las cofradías

El Teatro El Silo ha acogido este domingo su cita con el pregón de la Semana Santa 2021, respetando las medidas de seguridad sanitarias. Pozoblanco ha iniciado los actos programados para la Semana Grande con esta exaltación, una cita que llega con un año de retraso tras la suspensión de 2020.

Por ello, la pregonera, María José Martín Amor, no ha podido evitar referirse a esta pandemia que con fe en los avances científicos pueda superarse sin más pérdidas y que «ha convertido las casas en iglesia, rezando las familias juntas, para que la pesadilla de la pandemia tuviera fin».PUBLICIDAD

Presentada por Carmen María García Jiménez, la pregonera ha destacado el papel de las madres en la figura de la Madre de todos, la Virgen María, y cómo sus preocupaciones y miedos la acompañaron en la vida de su hijo Jesús. Un ejemplo de madre comprensiva y amorosa que María José Martín ha querido transmitir a su hija.

Antes de hacer un recorrido por las distintas cofradías y hermandades de Pozoblanco, la pregonera se ha detenido en la que ha denominado como «mi casa» frente a María Auxiliadora y Jesús en su entrada en Jerusalén, a quienes ha acudido en este año tan difícil por la pandemia.

También se ha referido al compromiso que debe adquirirse para las personas que forman parte de las juntas directivas de las cofradías y hermandades, donde deben aunarse juventud y experiencia, jóvenes y mayores, porque si unos aportan energía y ganas para renovar las juntas directivas, crear nuevas cofradías y mantenerlas todas, los mayores aportan la experiencia y la sabiduría de todo el recorrido hecho, porque juntos podrán hacer que se mantengan activas.