Ir a la barra de herramientas

Se cumplen los peores temores: Las ayudas directas de la PAC se reducen un 9,6% a partir de este año y se dejará de cobrar 600 millones anuales

fuente: agroinformacion.com

Los peores temores se han cumplido. Las negociaciones en Europa auguraban recortes para el campo y así ha sido. Las ayudas directas de la PAC se reducirán un 9,6% a partir de este mismo año, lo que representará cerca de 600 millones anuales menos en España, aunque la  nueva PAC no entre en vigor hasta enero de 2023.  El presupuesto de la Unión Europea para los próximos siete años recorta de forma global un 10% los fondos agrícolas en comparación con el marco financiero comunitario previo, para quedarse con un presupuesto de 343.950 millones de euros, al tiempo que refuerza un 2,7% la dotación de los fondos de cohesión, hasta los 377.000 millones.

Los líderes han acordado este martes 21 un Marco Financiero Plurianual (MFF) para el periodo 2021-2027 de 1,074 billones de euros, aunque tanto la política agrícola comunitaria como los fondos regionales se benefician de dotaciones extraordinarias con cargo al fondo de reconstrucción también pactado en la cumbre de estos últimos días.

Así, a falta de conocer las cifras concretas que le corresponden a España, el presupuesto total para la PAC se queda en 343.950 millones de euros para los próximos siete años, lo que supone un 10% menos que la estimación que se hace para el periodo 2014-2020, de 382.855 millones de euros (comparación con precios de 2018)

En particular, dentro de estos peores temores que tenía el campo, el recorte en las ayudas directas para apoyar la renta de agricultores y ganaderos (el pilar I) es del 9,6%, tras pasar de los 286.143 millones del periodo anterior a los 258.600 millones que recoge el proyecto presupuestario definitivo.

Con respecto a los fondos para desarrollo rural (el pilar II), el marco presupuestario recoge un montante básico de 77.850 millones de euros, a los que hay que sumar otros 7.500 millones procedentes del plan de recuperación y una dotación extraordinaria para España de otros 500 millones. El total 85.850 millones, que representa una reducción del 11,2% con respecto al presupuesto comunitario de los últimos años (96.712 millones).

Estas rebajas contrastan con el refuerzo del 2,7% de la Política de Cohesión, que pasa de 367.552 millones en los últimos siete años a superar en el nuevo presupuesto los 377.000 millones de euros. Pero esto sucede gracias a la incorporación del instrumento `ReactEU`, que supone 47.500 millones de euros adicionales entre 2021 y 2022 a través del plan de recuperación.

Dentro de este capítulo, los fondos para el desarrollo regional (FEDER) tendrían un presupuesto de unos 200.000 millones, el Fondo Social europeo contaría con más de 87.000 millones y el Fondo de Cohesión (al que no tiene acceso España), se quedaría en 42.500 millones)