Ir a la barra de herramientas

El PP de los Pedroches tilda de «indignante» la actitud de Espadas por «ceder al chantaje del Gobierno» con los remanentes de ahorros

El acuerdo alcanzado entre la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y Hacienda sobre los remanentes que acumulan los ayuntamientos sigue siendo criticado fuertemente por los alcaldes del PP de la provincia. No han sido una excepción los de la comarca de Los Pedroches, que ayer catalogaron el acuerdo de “chantaje” dejando claro que no se van a prestar al mismo e instando al Gobierno de España a un cambio para apostar por el municipalismo y permitir que los ayuntamientos puedan utilizar sus remanentes para generar nuevas oportunidades de empleo y atender las necesidades de sus vecinos ante la crisis motivada por el Covid-19.

Los cincos ayuntamientos populares de la comarca acumulan 12 millones de euros que, según sus representantes, podrían ir dirigidos a impulsar la economía de los pueblos y del territorio, a inversiones en nuevas infraestructuras, en nuevas apuestas formativas o en la mejora de los servicios que se prestan en la actualidad. “Frente a esas expectativas de variar la ley de estabilidad presupuestaria nos encontramos la sumisión vergonzosa de la FEMP y de su presidente no al socialismo, sino al sanchismo en una propuesta basada en el oscurantismo y la falta de transparencia en las cuentas del estado que no tiene precedentes”, indicó Madrid.

Los alcaldes del PP se mostraron tajantes ante esta propuesta afirmando que si esas son las condiciones para la utilización de los remanentes ese dinero se quedaría sin utilizar puesto que no están dispuestos a cederlo al Gobierno central. Del mismo modo, catalogaron de “insolidario” el fondo de 5.000 millones de euros destinado a aquellos municipios que aporten remanente ya que “deja fuera a los ayuntamientos que no han podido ahorrar”. Por todo ello, desde el PP se apuesta por un cambio en este acuerdo que conduzca a una revisión de la ley de estabilidad presupuestaria que permita a los ayuntamientos utilizar sus ahorros e invertir en cuestiones necesarias para cada municipio y cada territorio